VICTORIA DEMOCRÁTICA EN EL EJERCICIO DE REVOCACIÓN DE MANDATO.

Congreso de la Soberanía

El 91,86 del 90% de votantes se pronunciaron por la continuidad de Andrés Manuel López Obrador como presidente, votaron alrededor de 16 millones y medio de personas. Pronto hubo datos oficiales cuando termine el conteo del INE

Con todo y el boicot del INE que instaló solo un tercio de las casillas, el cómputo final de la consulta: 16 millones 502 mil 636 acudieron a votar, el 17.7 del listado nominal y se manifestó el 91.86% de los votantes por que continúe el presidente. Esta es la primera experiencia de democracia participativa para decidir el futuro del presidente de la República.

Se convocó a las urnas a 92 millones 823 mil 216 ciudadanos para participar en la revocación del mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador. Un ejercicio nuevo de participación ciudadana para que el pueblo tome sus decisiones democráticas. Esta es la consulta popular en la que se obtuvo mayor respaldo.


15 millones 159 mil 323 de los que votaron se pronunciaron por la continuidad del Presidente Andrés Manuel López Obrador (91.86 por ciento), un millón 63 mil 209 optaron por su remoción (6.44 por ciento) y 280 mil 56 anularon su voto (1.69 por ciento).

La actuación del INE fue facciosa, con el presupuesto de 20,000 millones de pesos hizo una propaganda muy limitada, y con el pretexto de la veda electoral estuvo frenando la difusión de la jornada. Apenas instaló un tercio de las casillas y en varios puntos del país en lugares muy alejados e inaccesibles. Por ejemplo, la comunidad wixaritari del norte de Jalisco y sur de Zacatecas, y mestizos de 10 municipios de la última entidad, protestaron en la consulta de revocación de mandato por la falta de casillas, lo que impidió el voto. Acusaron al INE de discriminar a pueblos originarios.

El INE además enrareció el ambiente y limitó las libertades de los ciudadanos, todavía amagó el viernes 9, con la anulación del resultado de la consulta "ante la sistemática, dolosa, descarada e impune violación de las reglas" el resultado del domingo podría ser anulado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), advirtió Lorenzo Córdoba. Su desprestigio ha llegado a lo máximo.

La jornada fue victoriosa para la cuarta transformación y el Presidente, pero la oposición de inmediato se lanzó a descalificar el ejercicio y el hecho de que hubo una alta abstención. No toman en cuenta que en este tipo de votaciones la participación baja y que para el desarrollo de la democracia es importante llamar a la participación de los votantes. Es importante que, quedó sentada la práctica de votar por la revocación o no del presidente, sobre todo de cara al futuro. Es un arma para la revocación de presidentes antipopulares y antinacionales.

Como experiencia es de tomar en cuenta que este tipo de votaciones, deben de darse en el marco de las elecciones de medio término y no en una fecha distante lo que implica gastos extra y bajo interés de los empadronados. Además, hay que revisar la disposición de que vote el 40% de los empadronados para hacer vinculante el proceso, porque en la práctica es un porcentaje muy difícil de alcanzar. Por otro lado, es necesario que la población se movilice desde sus comunidades para convocar al voto organizado y no esperar a que las autoridades nos hagan el llamado a participar. Este es un paso hacia nuevas formas de democracia directa y participación ciudadana.

Por último, es absolutamente necesario el cambio del régimen electoral y político actual. El INE es un gran freno a la democracia, así como la actuación de numerosos partidos como el PRI, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, etc. que se sostienen con el financiamiento público, con el dinero del pueblo y no por representar alternativas para la solución de los problemas de México.