VILLA Y LA REVOLUCIÓN

Valentina Galeana

Madero cruza la frontera con la noticia, levanta la moral de los rebeldes, Madero espera a cientos de simpatizantes y tan solo llegan siete el 6 de marzo de 1911. Madero encabeza la batalla de Casas Blancas con 800 hombres a su mando, sin embargo, es derrotado con gran valentía personal, es herido en el brazo derecho y pierde 58 hombres, esta noticia no bajó el ánimo colectivo, siguen los combates.



Francisco Villa sufre algunos tropiezos no puede ocupar valle Camargo tampoco Parral, y Valle Zaragoza, recorrió audazmente el terreno, al regresar a su campamento su gente se dispersó, lo reunió nuevamente y contaba con 700 hombres, atacó la Piedra derrotando a los federales, Villa es admirado por su gran puntería y sencillez, siempre preocupado por su tropa cubriendo sus necesidades en cuanto alimento, ropa, zapato y municiones, los combatientes ya sumaban un número de 2000 combatientes. El 25 de marzo Villa se encuentra con Madero en Bustillos donde se instaló un cuartel por parte de los revolucionarios, Villa admiraba la valentía de Madero tras dejar su vida cómoda para luchar contra el dictador de Díaz.

Por otra parte, Díaz cuenta con gran experiencia, se alarma por el gran movimiento nacional en su informe anual, el 1 de abril sostiene que nunca más habría reelección de presidente y vicepresidente, anuncia una reforma agraria, promete autonomía para municipios, reajusta su gabinete donde cesa al odiado de Ramón Corral. La postura de Díaz tiene un efecto contrario, anima a miles en contra de la dictadura.

El 20 de abril llegan a Chihuahua representantes de Díaz, Oscar Braniff y Toribio Esquivel, buscando negociar con Madero, este encuentro se da en Ciudad Juárez ya sitiada por los revolucionarios, Madero se prestó a esta negociación con el gobierno, un acuerdo fue un armisticio para conferenciar con los enviados de Díaz esta gente era de Ives Limantour ministro de hacienda quien pretendía quedarse en el poder, Madero fue cuestionado por la integración de Villa lo consideraban un bandido ante eso Madero manda una carta al diario el paso Morning Times, donde se explica que el coronel Francisco Villa equivocadamente se le llama bandido en tiempos pasados por defender la honra de su hermana y defenderse de los rurales, y si debía muertes fue en legítima defensa.

En esos días Madero nombró general brigadier a Pascual Orozco y coronel a Francisco Villa, las negociaciones continúan, crece la impaciencia y las tensiones en el campo revolucionario, Madero frena a los revolucionarios y se retira de Ciudad Juárez, los planes de Orozco y Villa son otros y provocan una balacera, se desata un batalla en Ciudad Juárez con 1,750 revolucionarios, atacan con bombas improvisadas fabricadas por los mineros del tigre; todo el avance se realiza con música, y ataca sorpresivamente al cuartel general al grito de “muera el mal gobierno” y derrotan a los federales. El mismísimo 10 de mayo Francisco Villa encarcela a los federales, a quienes deja en calzoncillos para que no se confundan con la población, fue la primera gran victoria de la revolución.

Madero como presidente provisional anuncia su gabinete y nombra ministro de guerra a Venustiano Carranza que se unió en el último momento este rico ranchero, senador y gobernador interino por dos meses en Coahuila, desprecio el libro que publicó Madero, “ La sucesión presidencial” Carranza un político liberal de formación porfirista, le molestaban las concesiones que les daban a los extranjeros, buscaba mantener el orden económico vigente y apoyar reformas paulatinas nunca cambios profundos revolucionarios que trastocaron el sistema imperante, este nombramiento molesto mucho a los revolucionarios sobre todo al ambicioso de Pascual Orozco quien propone a Villa una reunión con Madero y termina en sacar la pistola y hacerlo prisionero, Villa siempre lamento este enfrentamiento que lo arrastró Orozco.

Los consejeros de Madero verían a Villa como un peligro, que al final Pancho Villa fue el único jefe importante de Chihuahua que permaneció fiel a Madero, se olvidaron que el verdadero peligro era el ejército federal porfirista y no de una persona como Villa que representaba los intereses de todo un pueblo, el levantamiento en México se extendía en varios estados esta situación tan favorable para la Revolución, Madero aceptó un tratado de paz que no incluía la renuncia del dictador de Díaz ante este gran detalle se opuso Francisco Vázquez Gómez, ex candidato a la vicepresidencia, se opuso a nombre de los revolucionarios. El invitado a esta reunión fue un gran comandante de los ejércitos revolucionarios Francisco Villa.

Porfirio Díaz entiende que su gobierno se desmorona maniobra para mantener el viejo régimen Porfirista salvaguardando los intereses de la oligarquía, el 17 de mayo trasciende que está dispuesto a renunciar, esa misma noche se efectúa un banquete en la Aduana de Ciudad de Juárez. Madero le pregunta a Villa, que le parecía que ya había terminado la guerra, ante esta pregunta Villa no contesto, lo anima Gustavo A. Madero a contestar y contesta “Usted señor ya echó a perder la revolución” ¿porque Pancho? Porque a usted lo han hecho tonto toda esta bola de curros tanto a usted como a nosotros nos van a cortar el pescuezo, contesto Madero que sería lo más prudente hacer, que me de autorización de colgar a toda esta bola de políticos y que siga la revolución adelante, la cara de asombro que pusieron los curros. ¡Que bárbaro eres Pancho siéntate, siéntate!

El 21 de mayo de 1911 se firma el tratado de Ciudad Juárez por lo cual el 25 de mayo renunció Porfirio Díaz quien había controlado el país desde 1876, Madero siempre busco la conciliación y mantener al viejo régimen sostenido en el ejército federal, renunció a la presidencia provisional traicionando el plan de San Luis permitiendo que un Porfirista asumiera la presidencia y fue Francisco León de la Barra también se comprometió a desmovilizar el ejército revolucionario, Emiliano Zapata se negó a desmovilizar a sus tropas.

Madero se coloca en manos de sus enemigos con la firma del tratado donde se reconoce la legitimidad desde todas las autoridades vigentes, Madero permitió que sobreviviera las legislaturas estatales nombradas por el dictador de Díaz hasta que se celebraran nuevas elecciones nacionales, Madero quiso armonizar y pacificar a la nación sin tocar al régimen Porfirista ni los intereses de la oligarquía los terratenientes y las voraces compañías extranjeras, vana ilusión la firma del tratado de Ciudad Juárez significó la traición al pueblo y sus demandas sociales, todo lo contrario al plan de San Luis que prometía devolver las tierras expropiadas a los pueblos, por supuesto que Francisco Villa no estuvo de acuerdo en este tratado de Juárez. El corrupto de Orozco se mostró satisfecho y argumentó que Villa no estaba conforme con nada, la participación destacada de Villa fue su separación del ejército y se retira desconfiando siempre de los federales y la burocracia.

En esos tiempos se desata una ola de huelgas de los trabajadores, tranviarios, ferrocarrileros, mineros, etc. Donde lograron grandes aumentos salariales, el 1 de octubre de 1911 se efectúan elecciones democráticas, Madero obtiene 19.997 votos. El 6 de noviembre toma protesta como presidente de la república y como vicepresidente Pino Suarez. Madero elude dar cumplimiento al Plan de San Luis, por lo tanto, se revela Emiliano Zapata exigiendo la devolución de las tierras a los pueblos originarios y promueve el plan de Ayala, esta traición de Madero genera descontento en todas partes.

En el estado de Chihuahua los Magonistas con años de lucha en contra de la dictadura fueron los primeros en atizar la rebelión, también se suscitó el plan de Orozco con banderas rojas se conocían como los colorados que buscaban derrocar a Madero, e instalar el viejo régimen, buscaban dividir a los revolucionarios, el único que podría enfrentar a Orozco era Francisco Villa quien pesar del maltrato, respetaba al gobernador Abraham González y al presidente Madero, entra en acción Villa contra los rebeldes distrayendo importantes fuerzas de Orozco.

Madero le agradece a Villa y le propone unirse al ejército federal subordinado por el chacal de Huerta, un hombre que despreciaba a los revolucionarios, represor, ambicioso, su participación de Villa fue para aprender sobre artillería, tácticas militares, Huerta siendo un hombre mentiroso lo acusó de un robo de un caballo y motín y así ordena el fusilamiento de Villa, interviene Madero pero Villa sigue en la cárcel de la Lecumberri y se entera del plan del derrocamiento a Madero y manda avisar al hermano del presidente Gustavo, sin embargo el presidente nunca escuchó ni le dio importancia, Villa escapa de la cárcel trasladándose al paso Texas atento a los acontecimientos.

El 9 de febrero inicia la rebelión, donde Huerta hace prisioneros a Madero y Pino Suarez en esos momentos difíciles Zapata le ofreció apoyo al presidente, el hermano del presidente fue brutalmente asesinado por Huerta, fueron momentos difíciles para Madero donde reconoció y dijo: “como político he cometido dos grandes errores que han causado mi caída, haber querido contentar a todos y no haber confiado en mis verdaderos amigos.” Madero y Pino Suarez renuncian a la presidencia con la promesa de exiliarse en cuba tras la usurpación legal finalmente queda en la presidencia Victoriano Huerta.

El 22 de febrero son asesinados por la espalda el presidente Madero y el vicepresidente Pino Suarez mientras simulaban que los trasladaban a un penal, Villa que se encontraba en el paso se prepara lleno de indignación para combatir al usurpador, después se entera que el complot fue orquestado por el embajador Lane Wilson al grado de suplicarle la esposa Sara Pérez que no mataran a su marido y él respondió: “su marido no sabía gobernar jamás pidió ni escucho mi consejo.” Las compañías extranjeras estaban furiosas con Madero porque el 3 de julio de 1912 aprobó un decreto en el que les impuso un impuesto de tres centavos por barril de petróleo crudo, a diferencia de Porfirio Díaz que jamás les cobro impuesto alguno, ellos querían un pelele en el gobierno de México y Madero no lo era por eso organizaron el complot.

Francisco Villa nació en un medio en el que no existía el imperio de la ley si no el imperio de la fuerza, tal como acontece el día de hoy, preocupado y vinculado con el pueblo desarrolló una fuerza colosal, y sin vacilación, dio golpes contundentes a los enemigos del pueblo, eso nunca se lo perdonaran las fuerzas antipopulares que lo vituperan y banalizan.