• Mexteki

Y pápalo pal’ taco

Cultívalo en tu huerto

Por Izcuauhtli Paz

El consumo del pápalo es una práctica muy antigua, en el valle del Anáhuac, la dieta era muy diversa incluía animales como los pavos, iguanas, ajolotes, tuzas, salamandras, pescado, una gran variedad de insectos, huevos, maíz, fríjol, calabaza, hongos, espirulina y una gran diversidad de quelites incluyendo el pápalo.


El pápalo (Porophyllum ruderale), en náhuatl papaloquílitl, donde papalotl significa mariposa, y quilitl quelite o hierba comestible, llamado pucsnan´caca en totonaco, pech´uk en maya, Xac´ani en otomi, tepehua en tepehuano, quirquiña, papaloquelite, quilli, liendrilla, mata piojo, tepelcasho, hierba del venado, tepehua. Es una de las 500 especies de quelites que existen, originario de México, Centro y América del Sur.

Esta es una hortaliza muy popular altamente utilizada en la gastronomía, se puede utilizar para hacer ensaladas, salsas, sopas, frijoles, cemitas, como sazonador y quien no le ha puesto pápalo a sus tacos.

Esta hortaliza tiene una alta importancia económica ya que es comestible, medicinal e industrial, se ubica entre los quelites de mayor consumo. Se produce principalmente en tres entidades del país, Guerrero con 63.6% del volumen total, Morelos con el 20.0% y Puebla con el 16.4%. La producción nacional de esta hortaliza en el año agrícola 2017 fue de 6.7 mil toneladas.

La contribución nutritiva del papaloquílitl en la alimentación humana es importante tomándose en cuenta el precio del alimento y su contenido nutricional. Las especies del género Porophyllum representan un alimento rico en calcio y riboflavina, son fuente de vitaminas como el retinol y ácido ascórbico. En menores cantidades aportan fósforo, hierro, niacina, tiamina, proteínas, lípidos, carbohidratos, entre otros componentes.

Las propiedades del pápalo inhiben enfermedades respiratorias, ayudan a reducir la inflamación, dolor causado por el reumatismo, mejora la vista, coadyuva a reducir los niveles de colesterol y enfermedades del hígado, combate la anemia, anticancerígeno, antioxidante, ayuda a la actividad intestinal, fortalece los huesos, protege y refuerza el sistema inmunológico, ayuda a prevenir la ateroesclerosis, antiasmático, fungicida, anti convulsionante, insecticida, antiséptico, antiespasmódico, expectorante y analgésico.

Es una herbácea fácil de reconocer, de la familia de las asteráceas, sus hojas son redondas muy parecidas a las alas de una mariposa, una planta muy olorosa al estrujarse.  Hierba robusta de un tono azul-verdoso, que puede alcanzar tamaños de hasta 1.5 m de alto, su tallo es ramificado. Sus flores son inflorescencias solitarias por lo general agrupadas en las puntas de los tallos. Sus frutos son secos y contienen una sola semilla.

Habita en climas cálidos, semicálidos y templados, cultivada en huertos familiares y también silvestres en bosques tropicales caducifolio, subcaducifolio, subperennifolio, perennifolio, bosque espinoso, bosque mesófilo de montaña, bosques de encino y de pino. Se le encuentra en áreas perturbadas en pastizal, matorral submontano y bosque tropical caducifolio y en ocasiones como maleza ruderal.

Tener en tu huerto, maceta o jardín una planta con pápalo fresco es muy fácil, pero requiere dedicación:

• MACETA O CONTENEDOR.  Selecciona una maceta o recipiente donde sembrarás tus plantas de pápalo, requieren de un contenedor con una profundidad mínima de 20 cm, es muy importante para el drenaje y que tu planta no se pudra que el contenedor tenga orificios en la base. Coloca tu contenedor en un lugar con luz al menos por 3 horas. En el fondo de la maceta o contenedor puedes colocar un poco de grava para evitar que el agua se estanque y obtener mejores resultados, rellena con tierra preparada (puedes prepararla tú mismo, 1/5 de composta y/o lombricomposta, 3/5 de tierra negra y 1/5 de tierra de hoja), recuerda que la tierra siempre tiene que estar húmeda.  

• SIEMBRA. Se recomienda la propagación con semillas, estas las puedes obtener en tiendas de semillas o viveros. Sus semillas son de aproximadamente 1mm, de 3 gramos puedes obtener hasta 800 plantas, se puede sembrar todo el año. Una vez listo el contenedor o maceta, entierra tus semillas a una profundidad de 3 veces el tamaño de las semillas, si esta mide 0.5cm tendrás que sembrarla a 1.5 cm de profundidad, las semillas son muy pequeñas por lo que se pueden sembrar al voleo (de manera superficial). Recuerda que de cada semilla obtendrás una planta, siembras bastantes. Tardarán en germinar de 7 a 20 días después de su siembra.

• COSECHA. Después de la propagación, deja que tu planta madure, posterior a los 40 días, podrás cortar las primeras hojas y disfrutar de sus grandes beneficios, si no las ocupas todas se pueden deshidratar en un lugar fresco, nunca directo al sol, ya secas almacena en un recipiente de vidrio con tapa metálica, se pueden almacenar de esta manera por meses antes de su uso.

• MEJORA. Experimenta con el tipo de sustrato, contenedores, diferentes espacios en tu casa, diferente periodicidad en el riego.

Aprovecha de sus beneficios al máximo, por ejemplo:

Como analgésico local para el dolor de muelas. Coloca una maceración de hojas de pápalo directo en la muela donde exista dolor, deja reposar durante 15 minutos, retira y realiza un cepillado bucal.