5 DE MAYO. Carlos Marx

Ana Arenas

Carlos Marx nació en Tréveris, población perteneciente a Prusia el 5 de mayo de 1818. Su pensamiento que desarrolló junto a su camarada Federico Engels transformó el campo de la economía, la filosofía, la historia, la ciencia política y la sociología. Ambos son los impulsores del socialismo científico proponiendo siempre la unión de la teoría y la práctica para liberar a la sociedad


En la obra Manifiesto del Partido Comunista y en El Capital descubrieron los mecanismos del desarrollo del capitalismo y dieron luz sobre su devenir futuro, así como sobre la ruta de salida hacia una sociedad, donde la producción y la riqueza generada por el trabajo esté al servicio del pueblo trabajador y del bienestar general.

El materialismo histórico es la ciencia del desarrollo de la sociedad y dejó de lado al socialismo utópico, con sus ideas irrealizables. Carlos Marx nació el 5 de mayo de 1818 y hoy por hoy sigue vivo y trabajando a través de su obra inmortal.

Dedicó su vida a la lucha a favor de la clase obrera y del fin de toda explotación y opresión entre los seres humanos. Analizó el sistema capitalista de manera genial, descubrió la clave de la explotación sobre el proletariado: la plusvalía que le es expropiada. Escribió obras como El Capital y muchas otras que no han perdido su vigencia. Su teoría es una guía para la acción. A los 30 años escribió junto con Federico Engels El Manifiesto del Partido Comunista. Leerlo es un placer y luchar por la causa que él y Engels iniciaron una gran satisfacción y un enorme compromiso.

Se inició escribiendo en un diario radical, la Gaceta Renana (Rheinische Zeitung), donde comenzó a utilizar conceptos hegelianos de la dialéctica. En París en 1843 y comenzó a colaborar con otros periódicos radicales, como los Anales Franco-Alemanes (Deutsch-französische Jahrbücher) y Adelante! Estuvo exiliado en Bruselas-Bélgica en 1845, donde comenzó a militar en la Liga de los Comunistas, luego en Colonia fundó su propio periódico, la Nueva Gaceta Renana (Neue Rheinische Zeitung). Se exilió una vez más, en 1849 se trasladó a Londres junto con su esposa Jenny y sus hijos. Entonces comienza a impulsar la organización de la Primera Internacional.

Trazó la ruta para pasar del capitalismo al socialismo, mediante la socialización de los medios de producción, luego que en los hechos la modernidad socializa la producción, pero no la propiedad de esa producción, provocando la polarización: acumulación de ganancias por un lado y pobreza extrema por el otro. Hizo notar que la crisis es consustancial al capitalismo y que la única forma de eliminar la crisis – que tiene origen en la sobreproducción – era socializando los medios de producción.

En su funeral su compañero de toda la vida Federico Engels, dijo las siguientes palabras:

El 14 de marzo, a las tres menos cuarto de la tarde, dejó de pensar el más grande pensador de nuestros días. Apenas le dejamos dos minutos solo, y cuando volvimos, le encontramos dormido suavemente en su sillón, pero para siempre.

Así como Darwin descubrió la ley del desarrollo de la naturaleza orgánica, Marx descubrió la ley del desarrollo de la historia humana [...] Pero no es esto sólo. Marx descubrió también la ley específica que mueve el actual modo de producción capitalista y la sociedad burguesa creada por él. El descubrimiento de la plusvalía iluminó de pronto estos problemas, mientras que todas las investigaciones anteriores, tanto las de los economistas burgueses como las de los críticos socialistas, habían vagado en las tinieblas [...]

Por eso, Marx era el hombre más odiado y más calumniado de su tiempo. [...] Y ha muerto venerado, querido, llorado por millones de obreros de la causa revolucionaria, como él, diseminados por toda Europa y América, desde las minas de Siberia hasta California. Y puedo atreverme a decir que, si pudo tener muchos adversarios, apenas tuvo un solo enemigo personal. Su nombre vivirá a través de los siglos, y con él su obra.

F. Engels (1883) Discurso ante la tumba de Marx.

La lápida de Marx lleva el mensaje grabado: "¡Proletarios de todos los países, uníos!", presente en la última línea del Manifiesto Comunista y la frase de la Tesis XI sobre Feuerbach (editada por Engels): "Los filósofos sólo han interpretado el mundo de distintos modos, pero de lo que se trata es de transformarlo".

En su síntesis realizada en tres fuentes y tres partes integrantes del marxismo, el político, filósofo y revolucionario ruso Vladimir Lenin expresa las principales influencias en el pensamiento de Marx:

• La base filosófica relacionada con la tradición alemana: como Immanuel Kant y Georg Wilhelm Friedrich Hegel.

• La política económica de la economía clásica inglesa: como Adam Smith y David Ricardo.

• La teoría socialista, sociológica y revolucionaria francesa: como Henri de Saint-Simon, Charles Fourier y Pierre-Joseph Proudhon.

Marx dejó un gran legado, y una tarea pendiente que exige solución, y la tendrá, debido a eso hoy estamos ocupados en transformar el mundo, y lo lograremos.