Argentina deroga privatizaciones realizadas en Gobierno de Macri

TelesurTV.net 22 de junio 2021

Se trata de empresas de energía privatizadas por Mauricio Macri (2015-2019), ahora anuladas por Alberto Fernández.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, derogó la semana pasada las privatizaciones de empresas de energía y centrales térmicas realizadas por el gobierno de su antecesor Mauricio Macri (2015-2019), que terminaron en la cesión de dos centrales térmicas.


Ha sido a través de un decreto firmado el pasado día 16 por el presidente Fernández, con el cual quedaron anulados varios artículos del que firmaron Macri y su entonces ministro de Energía Juan José Aranguren, y quedan revertidas las órdenes de privatización de las empresas como Dioxitek, Transener y las centrales termoeléctricas Manuel Belgrano y San Martín.

Se recupera, asimismo, la gestión de Integración Energética Argentina (Ileasa y Enarsa) sobre la importación de gas de Bolivia y se les asigna a estas empresas los permisos exploratorios correspondientes en áreas de la Cuenca Malvinas Oeste del Mar Argentino.

El decreto de Macri ordenaba la "venta, cesión o transferencia de las acciones estatales de Citelec (que controla Transener) donde el Estado comparte participación con Pampa Energía".

El decreto de Fernández determinó que las obras públicas del proyecto de aprovechamiento hidroeléctrico del río Santa Cruz retomarán sus denominaciones del presidente Néstor Kirchner, la ubicada en Cóndor Cliff, y del gobernador Jorge Cepernic, ubicada en Barrancosa, que el gobierno de Macri renombró.

El decreto dispone otorgar avales del Tesoro Nacional para la adquisición de gas natural desde Bolivia, por un monto máximo de 200 millones de dólares. Macri lo suspendió en época del presidente boliviano Evo Morales.

El Ejecutivo de Fernández aclaró que para garantizar "el normal abastecimiento de gas natural" en Argentina durante el invierno, se hace necesario importar el gas desde Bolivia.

Por otra parte, mediante el mismo decreto, el gobierno dejó sin efecto el cambio de denominación de las obras públicas del proyecto de aprovechamiento hidroeléctrico del río Santa Cruz, que fue dispuesto en 2017.