top of page

Breve historia de Palestina y su pueblo

El camino a ninguna parte de Ismail Shammout 1930-2006. Fue expulsado de Lydda, Palestina, en 1948. La difícil situación de los refugiados está representada en muchas de sus pinturas más famosas.


Palestina, la mítica "tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra", ya albergaba a 700.000 palestinos en 1919.


La posición sionista estándar es que aparecieron en Palestina a finales del siglo XIX para reclamar su patria ancestral. Los judíos compraron tierras y comenzaron a construir la comunidad judía allí. Se encontraron con una oposición cada vez más violenta por parte de los árabes palestinos, presumiblemente derivada del antisemitismo inherente a los árabes. Los sionistas se vieron obligados a defenderse y, de una forma u otra, esta misma situación continúa hasta hoy.


El problema con esta explicación es que simplemente no es cierta.


Historia temprana de la región

Antes de que los hebreos emigraran allí por primera vez alrededor del año 1800 a.C., la tierra de Canaán estaba ocupada por cananeos.

"Entre el 3000 y el 1100 a.C., la civilización cananea abarcó lo que hoy es Israel, Cisjordania, Líbano y gran parte de Siria y Jordania. Los que permanecieron en las colinas de Jerusalén después de que los romanos expulsaron a los judíos [en el siglo II d.C.] fueron un popurrí: agricultores y viticultores, paganos y convertidos al cristianismo, descendientes de los árabes,  Persas, samaritanos, griegos y antiguas tribus cananeas". Marcia Kunstel y Joseph Albright, "Su tierra prometida"


La herencia ancestral de los palestinos actuales

"Pero todos estos [diferentes pueblos que habían venido a Canaán] eran adiciones, ramitas injertadas en el árbol padre. Y ese árbol padre era cananeo [los invasores árabes del siglo VII d.C.] hicieron musulmanes convertidos de los nativos, se establecieron como residentes y se casaron con ellos, con el resultado de que ahora todos están tan completamente arabizados que no podemos decir dónde terminan los cananeos y dónde comienzan los árabes". Illene Beatty, "Árabe y judío en la tierra de Canaán".


Los reinos judíos fueron sólo uno de los muchos períodos de la antigua Palestina

"Los extensos reinos de David y Salomón, en los que los sionistas basan sus demandas territoriales, duraron sólo unos 73 años.  llegamos a [sólo] un gobierno judío de 414 años". Illene Beatty, "Árabe y judío en la tierra de Canaán".


Más sobre la civilización cananea

"Excavaciones arqueológicas recientes han proporcionado evidencia de que Jerusalén era una ciudad grande y fortificada ya en 1800 a.C. Los hallazgos muestran que el sofisticado sistema de agua atribuido hasta ahora a los israelitas conquistadores era anterior a ellos por ocho siglos y era aún más sofisticado de lo imaginado. El Dr. Ronny Reich, quien dirigió la excavación junto con Eli Shuikrun, dijo que todo el sistema fue construido como un solo complejo por los cananeos en el Período del Bronce Medio.  alrededor del año 1800 a.C." The Jewish Bulletin, 31 de julio de 1998


¿Cuánto tiempo hace que Palestina es un país específicamente árabe?

"Palestina se convirtió en un país predominantemente árabe e islámico a finales del siglo VII. Casi inmediatamente después de sus fronteras y sus características, incluido su nombre en árabe, Filastin se hizo conocido por todo el mundo islámico, tanto por su fertilidad y belleza como por su significado religioso En 1516, Palestina se convirtió en una provincia del Imperio Otomano, pero esto la hizo no menos fértil, ni menos árabe o islámica El sesenta por ciento de la población se dedicaba a la agricultura; El resto se dividió entre la gente del pueblo y un grupo nómada relativamente pequeño. Todas estas personas creían que pertenecían a una tierra llamada Palestina, a pesar de sus sentimientos de que también eran miembros de una gran nación árabe. A pesar de la llegada constante a Palestina de colonos judíos después de 1882, es importante darse cuenta de que no fue hasta las pocas semanas inmediatamente anteriores al establecimiento de Israel en la primavera de 1948 que hubo algo más que una gran mayoría árabe. Por ejemplo, la población judía en 1931 era de 174.606 contra un total de 1.033.314. Edward dijo: "La cuestión de Palestina".


¿Cómo funcionaba tradicionalmente la propiedad de la tierra en Palestina y cuándo cambió?

"[El Código de Tierras Otomano de 1858] exigía el registro a nombre de los propietarios individuales de tierras agrícolas, la mayoría de las cuales nunca habían sido registradas anteriormente y que anteriormente habían sido tratadas de acuerdo con las formas tradicionales de tenencia de la tierra, en las zonas montañosas de Palestina, generalmente masha'a, o usufructo comunal. La nueva ley significaba que, por primera vez, un campesino podía ser privado no del título de propiedad de su tierra, que rara vez había poseído antes, sino más bien del derecho a vivir en ella, cultivarla y transmitirla a sus herederos, que antes había sido inalienable según las disposiciones de la ley de 1858.  Los derechos comunales de tenencia eran a menudo ignorados En cambio, los miembros de las clases altas, expertos en manipular o eludir el proceso legal, registraron grandes extensiones de tierra como suyas Los fellahin [campesinos] naturalmente consideraban que la tierra era suya, y a menudo descubrían que habían dejado de ser los propietarios legales solo cuando la tierra fue vendida a colonos judíos por un terrateniente ausente No sólo se estaba comprando la tierra, sino que sus cultivadores árabes estaban siendo desposeídos y reemplazados por extranjeros que tenían objetivos políticos manifiestos en Palestina". Rashid Khalidi, "Culpando a las víctimas", ed. Said y Hitchens


Oposición árabe a la llegada de los sionistas: ¿antisemitismo inherente o una sensación real de peligro para su derecho a ser?

"El objetivo del Fondo [Nacional Judío] era 'redimir la tierra de Palestina como posesión inalienable del pueblo judío'. Ya en 1891, el líder sionista Ahad Ha'am escribió que los árabes "entendían muy bien lo que estábamos haciendo y lo que pretendíamos" [Theodore Herzl, el fundador del sionismo], declaró: "Trataremos de llevar a la población [árabe] sin un centavo a través de la frontera procurándole empleo en los países de tránsito, mientras le negamos el empleo en nuestro propio país. Tanto el proceso de expropiación como el de expulsión de los pobres deben llevarse a cabo discreta y circunspectamente' En varios lugares del norte de Palestina, los agricultores árabes se negaron a abandonar las tierras que el Fondo compró a los propietarios ausentes, y las autoridades turcas, a petición del Fondo, los desalojaron. No veían la necesidad de un Estado judío en Palestina y no querían exacerbar las relaciones con los árabes". John Quigley, "Palestina e Israel: Un desafío a la justicia".


"Antes del siglo XX, la mayoría de los judíos en Palestina pertenecían al antiguo Yishuv, o comunidad, que se había asentado más por razones religiosas que políticas. Hubo poco o ningún conflicto entre ellos y la población árabe. Las tensiones comenzaron después de la llegada de los primeros colonos sionistas en la década de 1880, cuando compraron tierras a propietarios árabes ausentes, lo que llevó a la desposesión de los campesinos que las habían cultivado". Don Peretz, "La disputa árabe-israelí".


"[Durante la Edad Media,] el norte de África y el Medio Oriente árabe se convirtieron en lugares de refugio y refugio para los judíos perseguidos de España y de otros lugares. En Tierra Santa vivieron juntos en [relativa] armonía, una armonía que solo se interrumpió cuando los sionistas comenzaron a afirmar que Palestina era la posesión 'legítima' del 'pueblo judío' con exclusión de sus habitantes musulmanes y cristianos". Sami Hadawi, "Cosecha amarga".


Propuestas para la cooperación árabe-judía

"Un artículo de Yitzhak Epstein, publicado en Hashiloah en 1907, pedía una nueva política sionista hacia los árabes después de 30 años de actividad de asentamientos. Al igual que Ahad-Ha'am en 1891, Epstein afirma que no hay ninguna buena tierra vacante, por lo que el asentamiento judío significó la desposesión árabe La solución de Epstein al problema, para que se pueda evitar una nueva 'cuestión judía'.  es la creación de un programa binacional, no excluyente, de asentamiento y desarrollo. La compra de tierras no debe implicar el despojo de los aparceros pobres. Debería significar la creación de una comunidad agrícola conjunta, en la que los árabes disfruten de la tecnología moderna. Las escuelas, los hospitales y las bibliotecas deben ser no exclusivistas y la educación bilingüe La visión de una cooperación pacífica y no exclusivista para reemplazar la práctica del despojo encontró pocos adeptos. Epstein fue difamado y despreciado por su pusilanimidad". El autor israelí Benjamin Beit-Hallahmi, "Pecados originales".


El período del Mandato Británico 1920-1948

La Declaración Balfour promete una patria judía en Palestina.

"La Declaración Balfour, hecha en noviembre de 1917 por el Gobierno británico fue hecha a) por una potencia europea, b) sobre un territorio no europeo, c) sin tener en cuenta tanto la presencia como los deseos de la mayoría nativa residente en ese territorio [como el propio Balfour escribió en 1919], 'La contradicción entre la letra del Pacto (la Declaración Anglo Francesa de 1918 prometiendo a los árabes de las antiguas colonias otomanas que, como recompensa por apoyar los Aliados podrían tener su independencia) es aún más flagrante en el caso de la nación independiente de Palestina que en el de la nación independiente de Siria. Porque en Palestina no nos proponemos ni siquiera pasar por la forma de consultar los deseos de los habitantes actuales del país. Las cuatro potencias están comprometidas con el sionismo, y el sionismo, sea correcto o incorrecto, bueno o malo, está arraigado en una tradición milenaria, en las necesidades presentes, en las esperanzas futuras, de una importancia mucho más profunda que el deseo y los prejuicios de los 700.000 árabes que ahora habitan esa antigua tierra". Edward dijo: "La cuestión de Palestina".


La perspectiva colonial de que Palestina era un páramo antes de que los judíos comenzaran a emigrar allí.

El Alto Comisionado de Gran Bretaña para Palestina, John Chancellor, recomendó la suspensión total de la inmigración judía y la compra de tierras para proteger la agricultura árabe. Dijo que "todas las tierras cultivables estaban ocupadas; que ninguna tierra cultivable que ahora está en posesión de la población indígena podría ser vendida a los judíos sin crear una clase de cultivadores árabes sin tierra" La Oficina Colonial rechazó la recomendación". John Quigley, "Palestina e Israel: Un desafío a la justicia".


¿Planeaban los primeros sionistas vivir al lado de los árabes?

En 1919, la Comisión King-Crane estadounidense pasó seis semanas en Siria y Palestina, entrevistando a las delegaciones y leyendo peticiones. Su informe decía: "Los comisionados comenzaron su estudio del sionismo con mentes predispuestas a su favor. El hecho salió a relucir repetidamente en las conferencias de la Comisión con representantes judíos de que los sionistas esperaban una desposesión prácticamente completa de los actuales habitantes no judíos de Palestina, mediante diversas formas de compra.


"Si [el principio de autodeterminación] ha de gobernar, y por lo tanto los deseos de la población de Palestina han de ser decisivos en cuanto a lo que se va a hacer con Palestina, entonces hay que recordar que la población no judía de Palestina, casi nueve décimas partes del total, está enfáticamente en contra de todo el programa sionista.  y la constante presión financiera y social para que se entregara la tierra, sería una violación flagrante del principio que acabamos de citar. Ningún oficial británico, consultado por los comisionados, creía que el programa sionista pudiera llevarse a cabo excepto por la fuerza de las armas. En general, los oficiales pensaban que se necesitaría una fuerza de no menos de cincuenta mil soldados incluso para iniciar el programa. Eso en sí mismo es evidencia de un fuerte sentido de la injusticia del programa sionista La afirmación inicial, a menudo presentada por los representantes sionistas, de que tienen un 'derecho' a Palestina basado en la ocupación de hace dos mil años, apenas puede ser considerada seriamente. Citado en "The Israel-Arab Reader", ed. Laquer y Rubin.


"La política de tierras sionista fue incorporada en la Constitución de la Agencia Judía para Palestina: 'la tierra debe ser adquirida como propiedad judía y... el título de propiedad de las tierras adquiridas se tomará a nombre del Fondo Nacional Judío, con el fin de que las mismas se mantengan como propiedad inalienable del pueblo judío". La disposición estipula que "la Agencia promoverá la colonización agrícola basada en la mano de obra judía" El efecto de esta política de colonización sionista sobre los árabes fue que las tierras adquiridas por los judíos se volvieron extraterritorializadas. Dejó de ser una tierra de la que los árabes pudieran esperar obtener alguna ventaja.


"Los sionistas no ocultaron sus intenciones, porque ya en 1921, el Dr. Eder, miembro de la Comisión Sionista, dijo audazmente al Tribunal de Investigación: 'Sólo puede haber un Hogar Nacional en Palestina, y uno judío, y no hay igualdad en la asociación entre judíos y árabes, sino una preponderancia judía tan pronto como el número de la raza haya aumentado lo suficiente'. Luego pidió que solo a los judíos se les permitiera portar armas". Sami Hadawi, "Cosecha amarga".


Dada la oposición árabe a ellos, ¿apoyaron los sionistas los pasos hacia un gobierno mayoritario en Palestina?

"Claramente, lo último que los sionistas realmente querían era que todos los habitantes de Palestina tuvieran la misma voz en la gestión del país, [Chaim] Weizmann le había inculcado a Churchill que el gobierno representativo habría significado el fin del Hogar Nacional [judío] en Palestina [Churchill declaró]: 'La forma actual de gobierno continuará durante muchos años. Paso a paso desarrollaremos instituciones representativas que conduzcan al pleno autogobierno, pero los hijos de nuestros hijos habrán fallecido antes de que eso se logre'". David Hirst, "La pistola y la rama de olivo".


Negación del derecho de los árabes a la libre determinación

"Incluso si nadie perdiera su tierra, el programa [sionista] era injusto en principio porque negaba los derechos políticos de la mayoría. El sionismo, en principio, no podía permitir que los nativos ejercieran sus derechos políticos porque significaría el fin de la empresa sionista". Benjamín Beit-Hallahmi, "Pecados originales".}


¿Acaso los sionistas no compraron legalmente gran parte de la tierra antes de que se estableciera Israel?

"En 1948, en el momento en que Israel se declaró a sí mismo un Estado, poseía legalmente un poco más del 6 por ciento de la tierra de Palestina. Después de 1940, cuando la autoridad del mandato restringió la propiedad de la tierra judía a zonas específicas dentro de Palestina, continuó habiendo compras (y ventas) ilegales dentro del 65 por ciento del área total restringida a los árabes.


Así, cuando se anunció el plan de partición en 1947, incluía tierras en manos ilegales de judíos, que se incorporaron como un hecho consumado dentro de las fronteras del Estado judío. Y después de que Israel anunciara su condición de Estado, una impresionante serie de leyes asimilaron legalmente enormes extensiones de tierra árabe (cuyos propietarios se habían convertido en refugiados, y fueron declarados 'terratenientes ausentes' con el fin de expropiar sus tierras y evitar su devolución bajo cualquier circunstancia)". Edward dijo: "La cuestión de Palestina".


Partición de Palestina por parte de la ONU

¿Por qué la ONU recomendó el plan de dividir Palestina en un Estado judío y otro árabe?

"Para entonces [noviembre de 1947], Estados Unidos se había convertido en el defensor más agresivo de la partición: Estados Unidos consiguió que la Asamblea General retrasara una votación 'para ganar tiempo para alinear a ciertas repúblicas latinoamericanas con sus propios puntos de vista'. Algunos delegados acusaron a funcionarios estadounidenses de "intimidación diplomática". Sin la "tremenda presión" de Estados Unidos sobre "los gobiernos que no pueden permitirse el lujo de arriesgarse a las represalias estadounidenses", dijo un editorialista anónimo, la resolución "nunca habría sido aprobada". John Quigley, "Palestina e Israel: Un desafío a la justicia".


¿Por qué era esta la posición de Truman?

"Lo siento, caballeros, pero tengo que responder a cientos de miles de personas que están ansiosas por el éxito del sionismo. No tengo cientos de miles de árabes entre mis electores". El presidente Harry Truman, citado en "Anti Zionism", editado por Teikener, Abed-Rabbo y Mezvinsky.

¿Era justo el plan de partición tanto para los árabes como para los judíos?

"El rechazo árabe se basaba en el hecho de que, mientras que la población del Estado judío iba a ser [sólo la mitad] judía, y los judíos poseían menos del 10% de la superficie de tierra del Estado judío, los judíos iban a ser establecidos como el cuerpo gobernante, un acuerdo que ningún pueblo que se respetara a sí mismo aceptaría sin protestar, por decir lo menos. a saber, defender el derecho de todos los pueblos a la libre determinación. Al negar a los árabes palestinos, que formaban la mayoría de dos tercios del país, el derecho a decidir por sí mismos, las Naciones Unidas habían violado su propia carta". Sami Hadawi, "Cosecha amarga".


¿Estaban dispuestos los sionistas a conformarse con el territorio concedido en la partición de 1947?

"Si bien los líderes del Yishuv aceptaron formalmente la Resolución de Partición de 1947, grandes sectores de la sociedad israelí, incluido Ben-Gurion, se oponían o estaban extremadamente descontentos con la partición y desde el principio vieron la guerra como una oportunidad ideal para expandir las fronteras del nuevo estado más allá de los límites de partición designados por la ONU y a expensas de los palestinos". El historiador israelí Benny Morris en "Tikkun", marzo/abril de 1998.


Comienza la guerra

En diciembre de 1947, los británicos anunciaron que se retirarían de Palestina el 15 de mayo de 1948. Los palestinos de Jerusalén y Jaffa convocaron una huelga general contra la partición. Los combates estallaron en las calles de Jerusalén casi de inmediato Los incidentes violentos se multiplicaron hasta convertirse en una guerra total Durante ese fatídico abril de 1948, ocho de los trece principales ataques militares sionistas contra los palestinos ocurrieron en el territorio concedido al Estado árabe. "Nuestras raíces siguen vivas" por el Proyecto de Libros Palestinos de People Press.


La falta de respeto de los sionistas a las fronteras de la partición

"Antes del final del mandato y, por lo tanto, antes de cualquier posible intervención de los Estados árabes, los judíos, aprovechándose de su preparación y organización militar superior, habían ocupado la mayoría de las ciudades árabes de Palestina antes del 15 de mayo de 1948. Tiberíades fue ocupada el 19 de abril de 1948, Haifa el 22 de abril, Jaffa el 28 de abril, los barrios árabes de la Ciudad Nueva de Jerusalén el 30 de abril, Beisan el 8 de mayo, Safad el 10 de mayo y Acre el 14 de mayo de 1948.El autor británico Henry Cattan, "Palestina, los árabes e Israel".


Culpabilidad por la escalada de los combates

Menahem Begin, el líder del Irgún, cuenta cómo "en Jerusalén, como en otros lugares, fuimos los primeros en pasar de la defensiva a la ofensiva. Los árabes comenzaron a huir aterrorizados. Hagana estaba llevando a cabo ataques exitosos en otros frentes, mientras que todas las fuerzas judías procedieron a avanzar a través de Haifa como un cuchillo a través de la mantequilla. Los israelíes alegan ahora que la guerra de Palestina comenzó con la entrada de los ejércitos árabes en Palestina después del 15 de septiembre. Mayo de 1948. Pero esa fue la segunda fase de la guerra; pasan por alto las masacres, expulsiones y despojos que tuvieron lugar antes de esa fecha y que requirieron la intervención de los Estados árabes". Sami Hadawi, "Cosecha amarga".


La masacre de palestinos en Deir Yassin a manos de soldados judíos

"Durante todo el día 9 de abril de 1948, los soldados del Irgún y del LEHI llevaron a cabo la matanza de una manera fría y premeditada. Los atacantes 'alinearon a hombres, mujeres y niños contra las paredes y les dispararon'. La crueldad del ataque a Deir Yassin conmocionó a la opinión judía y mundial por igual, infundió miedo y pánico en la población árabe.  y provocó la huida de civiles desarmados de sus hogares en todo el país". La autora israelí, Simha Flapan, "El nacimiento de Israel".


¿Fue Deir Yassin el único acto de este tipo?

"En 1948, el judío no sólo era capaz de 'defenderse' sino también de cometer atrocidades masivas. De hecho, según el ex director de los archivos del ejército israelí, "en casi todas las aldeas ocupadas por nosotros durante la Guerra de la Independencia, se cometieron actos que se definen como crímenes de guerra, como asesinatos, masacres y violaciones" Uri Milstein, el historiador militar israelí autorizado de la guerra de 1948, va un paso más allá, sosteniendo que "cada escaramuza terminó en una masacre de árabes". Norman Finkelstein, "Imagen y realidad del conflicto entre Israel y Palestina".


Estadidad y expulsión - 1948

Reacción árabe al anuncio de la creación del Estado de Israel

"La Liga Árabe se apresuró a pedir a sus países miembros que enviaran tropas del ejército regular a Palestina. Se les ordenó que aseguraran sólo las secciones de Palestina dadas a los árabes bajo el plan de partición. Pero estos ejércitos regulares estaban mal equipados y carecían de un mando central para coordinar sus esfuerzos [el rey Abdullah de Jordania] prometió [a los israelíes y a los británicos] que sus tropas, la Legión Árabe, la única fuerza de combate real entre los ejércitos árabes, evitarían luchar con los asentamientos judíos. En realidad, la ofensiva israelí contra los palestinos se intensificó". "Nuestras raíces siguen vivas", por Peoples Press Palestine Book Project.


Limpieza étnica de la población árabe de Palestina

El 19 de diciembre de 1940, Joseph Weitz era el director del Fondo Nacional Judío de Tierras, escribió: 'Debe quedar claro que no hay lugar para ambos pueblos en este país. La empresa sionista hasta ahora ha sido buena y buena en su propio tiempo, y le vendría bien la 'compra de tierras', pero esto no traerá el Estado de Israel; que debe venir todo a la vez, a la manera de una Salvación (este es el secreto de la idea mesiánica); y no hay otro remedio, aparte de trasladar a los árabes de aquí a los países vecinos, trasladarlos a todos; exceptuando tal vez Belén, Nazaret y la Vieja Jerusalén, no debemos abandonar ni un solo pueblo, ni una sola tribu' Hubo literalmente cientos de declaraciones de este tipo hechas por sionistas". Edward dijo: "La cuestión de Palestina".


"Tras el estallido de 1936, ningún líder de la corriente principal (sionista) fue capaz de concebir la coexistencia futura sin una clara separación física entre los dos pueblos, que sólo se pudiera lograr mediante el traslado y la expulsión. Públicamente, todos ellos seguían hablando de coexistencia y atribuyendo la violencia a una pequeña minoría de fanáticos y agitadores. Pero esto no era más que una pose pública que Ben Gurion resumió: "Con el traslado forzoso tendríamos una vasta área (para el asentamiento), apoyo el traslado forzoso. No veo nada inmoral en ello'", el historiador de Israel, Benny Morris, "Víctimas justas".


"Ben-Gurión claramente quería que el menor número posible de árabes permaneciera en el estado judío. Esperaba verlos huir. Lo mismo dijo a sus colegas y ayudantes en las reuniones de agosto, septiembre y octubre [de 1948]. Pero nunca se enunciaba una política [general] de expulsión y Ben-Gurión siempre se abstuvo de emitir órdenes de expulsión claras o escritas; Prefería que sus generales "entendieran" lo que quería que se hiciera. Deseaba evitar pasar a la historia como el 'gran expulsor' y no quería que el gobierno israelí se viera implicado en una política moralmente cuestionable. Pero aunque no hubo una 'política de expulsión', las ofensivas de julio y octubre [de 1948] se caracterizaron por muchas más expulsiones y, de hecho, por la brutalidad hacia los civiles árabes que la primera mitad de la guerra". Benny Morris, "El nacimiento del problema de los refugiados palestinos, 1947-1949"


La Nakba de 1948

"La propaganda israelí ha renunciado en gran medida a la afirmación de que el éxodo palestino de 1948 fue 'autoinspirado'. Los círculos oficiales reconocen implícitamente que la población árabe huyó como resultado de la acción israelí, ya sea directamente, como en el caso de Lydda y Ramleh, o indirectamente, debido al pánico que y acciones similares (la masacre de Deir Yassin) inspiraron en los centros de población árabes de toda Palestina. Sin embargo, a pesar de que los registros históricos se han corregido a regañadientes, el establishment israelí todavía se negó a aceptar la responsabilidad moral o política por el problema de los refugiados que él o sus predecesores crearon activamente". Peretz Kidron, citado en "Culpando a las víctimas", ed. Said y Hitchens.


"La BBC (British Broadcasting Corporation) monitoreó todas las transmisiones de Medio Oriente a lo largo de 1948. Los registros, y los complementarios de una unidad de monitoreo de los Estados Unidos, se pueden ver en el Museo Británico. En 1948 no hubo ni una sola orden, llamamiento o sugerencia sobre la evacuación de Palestina, de ninguna emisora de radio árabe, dentro o fuera de Palestina. Hay un registro repetido de llamamientos árabes, incluso órdenes planas, a los civiles de Palestina para que se queden quietos". Erskine Childers, investigador británico, citado en Sami Hadawi, "Bitter Harvest".


"Que el objetivo final de Ben-Gurión era evacuar a la mayor cantidad posible de la población árabe del Estado judío difícilmente puede ser puesto en duda, aunque sólo sea por la variedad de medios que empleó para lograr su propósito de la manera más decisiva, la destrucción de aldeas enteras y el desalojo de sus habitantes, incluso si no habían participado en la guerra y se habían quedado en Israel con la esperanza de vivir en paz e igualdad.  como se prometió en la Declaración de Independencia". La autora israelí, Simha Flapan, "El nacimiento de Israel".

La destrucción deliberada de aldeas árabes para impedir el regreso de los palestinos


"Durante mayo [de 1948] comenzaron a cristalizarse ideas sobre cómo consolidar y dar permanencia al exilio palestino, y la destrucción de aldeas se percibió inmediatamente como un medio primordial para lograr este objetivo [Incluso antes] el 10 de abril, las unidades de la Haganá tomaron Abu Shusha La aldea fue destruida esa noche Khulda fue arrasada por excavadoras judías el 20 de abril Abu Zureiq fue completamente demolido Al Mansi y An Naghnaghiya,  hacia el sureste, también fueron arrasadas A mediados de 1949, la mayoría de [las 350 aldeas árabes despobladas] estaban total o parcialmente en ruinas e inhabitables". Benny Morris, "El nacimiento del problema de los refugiados palestinos, 1947-1949.


La primera resolución de la Asamblea General de la ONU, la número 194, que afirma el derecho de los palestinos a regresar a sus hogares y propiedades, fue aprobada el 11 de diciembre de 1948. Se ha vuelto a pasar no menos de veintiocho veces desde esa primera fecha. Mientras que el derecho moral y político de una persona a regresar a su lugar de residencia ininterrumpida se reconoce en todas partes, Israel ha negado la posibilidad de retorno [y] sistemática y jurídicamente ha hecho imposible, por cualquier motivo, que el palestino árabe regrese, sea compensado por sus propiedades o viva en Israel como ciudadano igual ante la ley que un judío israelí". Edward dijo: "La cuestión de Palestina".


El derecho de devolución

"El hecho de que los árabes huyeran aterrorizados, por temor real a que se repitieran las masacres sionistas de 1948, no es razón para negarles sus hogares, campos y medios de vida. Los civiles atrapados en una zona de actividad militar generalmente entran en pánico. Pero siempre han podido regresar a sus hogares cuando el peligro disminuye. La conquista militar no suprime los derechos privados a la propiedad; Tampoco autoriza al vencedor a confiscar las viviendas, los bienes y las pertenencias personales de la población civil no combatiente. La incautación de propiedades árabes por parte de los israelíes fue un ultraje". Sami Hadawi, "Cosecha amarga".


Negociaciones después de las guerras de 1948-1949

"[En Lausana, Suiza] Egipto, Siria, Líbano y los palestinos estaban tratando de salvar mediante negociaciones lo que habían perdido en la guerra: un Estado palestino junto a Israel. Israel, sin embargo, prefería los tenues acuerdos de armisticio a una paz definitiva que implicara concesiones territoriales y la repatriación incluso de un número simbólico de refugiados. La negativa a reconocer el derecho de los palestinos a la autodeterminación y a la condición de Estado demostró a lo largo de los años ser la principal fuente de la turbulencia, la violencia y el derramamiento de sangre que se produjeron". La autora israelí, Simha Flapan, "El nacimiento de Israel".


"La conferencia [de Lausana] se inauguró oficialmente el 27 de abril de 1949. El 12 de mayo, el Comité de Conciliación de Palestina obtuvo su único éxito cuando indujo a las partes a firmar un protocolo conjunto sobre el marco para una paz global. Israel aceptó por primera vez el principio de la repatriación [de los refugiados árabes] y la internacionalización de Jerusalén, [pero] lo hizo como un mero ejercicio de relaciones públicas destinado a fortalecer la imagen internacional de Israel. Walter Eytan, jefe de la delegación israelí, [declaró] "Mi principal objetivo era comenzar a socavar el protocolo del 12 de mayo,  que habíamos firmado sólo bajo coacción de nuestra lucha por la admisión en la ONU. La negativa a firmar habría sido informada inmediatamente al Secretario General y a los distintos gobiernos". El historiador israelí Ilan Pappe, "La creación del conflicto árabe-israelí, 1947-1951".


"El preámbulo de esta resolución de admisión [a las Naciones Unidas] incluía una cláusula de salvaguardia en los siguientes términos: 'Recordando sus resoluciones de 29 de noviembre de 1947 (sobre la partición) y 11 de diciembre de 1948 (sobre reparación e indemnización), y tomando nota de las declaraciones y explicaciones formuladas por el representante del Gobierno de Israel ante el Comité Político Especial con respecto a la aplicación de dichas resoluciones,  la Asamblea General decide admitir a Israel como Miembro de las Naciones Unidas».


"Aquí, debe observarse, hay una condición y un compromiso para implementar las resoluciones mencionadas. No se trataba de que esa aplicación estuviera condicionada a la conclusión de la paz en los términos israelíes, como los israelíes afirmaron más tarde para justificar su incumplimiento". Sami Hadawi, "Cosecha amarga".


La suerte de los palestinos que ahora se han convertido en refugiados

"El invierno de 1949, el primer invierno de exilio para más de setecientos cincuenta mil palestinos, fue frío y duro Familias acurrucadas en cuevas, chozas abandonadas o tiendas de campaña improvisadas Muchos de los hambrientos estaban a sólo kilómetros de distancia de sus propios huertos y huertos en la Palestina ocupada El nuevo Estado de Israel A finales de 1949 las Naciones Unidas finalmente actuaron. Creó la Administración de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) para que se hiciera cargo de sesenta campamentos de refugiados de organismos voluntarios. Se las arregló para mantener a la gente con vida, pero a duras penas". "Nuestras raíces siguen vivas" por The Peoples Press Palestine Book Project.


La guerra de 1967 y la ocupación israelí de Cisjordania y Gaza

El ex comandante de la Fuerza Aérea, el general Ezer Weitzman, declaró que no había "ninguna amenaza de destrucción", pero que el ataque contra Egipto, Jordania y Siria estaba justificado para que Israel pudiera "existir de acuerdo con la escala, el espíritu y la calidad que ahora encarna".


Menahem Begin dijo: "En junio de 1967, nuevamente tuvimos una opción. Las concentraciones del ejército egipcio en los accesos al Sinaí no prueban que Nasser estuviera realmente a punto de atacarnos. Debemos ser honestos con nosotros mismos. Decidimos atacarlo".


"No creo que Nasser quisiera la guerra. Las dos divisiones que envió al Sinaí no habrían sido suficientes para lanzar una guerra ofensiva. Él lo sabía y nosotros lo sabíamos". Yitzhak Rabin, Jefe del Estado Mayor de Israel en 1967, en Le Monde, 28 de febrero de 1968


"Moshe Dayan, el célebre comandante que, como ministro de Defensa en 1967, dio la orden de conquistar el Golán [dijo] que muchos de los tiroteos con los sirios fueron provocados deliberadamente por Israel, y los residentes del kibutz que presionaron al Gobierno para que tomara los Altos del Golán lo hicieron menos por la seguridad que por las tierras de cultivo [Dayan declaró] 'Ni siquiera trataron de ocultar su codicia por la tierra Enviábamos un tractor para arar alguna zona donde no era posible hacer nada, en la zona desmilitarizada, y sabía de antemano que los sirios empezarían a disparar. Si no disparaban, le decíamos al tractor que avanzara más, hasta que al final los sirios se enfadaban y disparaban.

"Y luego usábamos la artillería y más tarde también la fuerza aérea, y así fue como los sirios, en el cuarto día de la guerra, no eran una amenaza para nosotros". The New York Times, 11 de mayo de 1997


La historia del expansionismo israelí

"El principal peligro que Israel, como 'Estado judío', representa para su propio pueblo, para otros judíos y para sus vecinos, es su búsqueda ideológicamente motivada de la expansión territorial y la inevitable serie de guerras resultantes de este objetivo. Ningún político sionista ha repudiado jamás la idea de Ben-Gurión de que las políticas israelíes deben basarse (dentro de los límites de las consideraciones prácticas) en la restauración de las fronteras bíblicas como las fronteras del Estado judío". El profesor israelí Israel Shahak, "Historia judía, religión judía: el peso de 3000 años".


En los diarios personales del primer ministro israelí Moshe Sharatt, hay un extracto de mayo de 1955 en el que cita a Moshe Dayan de la siguiente manera: "[Israel] debe ver la espada como el principal, si no el único, instrumento con el que mantener su moral alta y mantener su tensión moral. Con este fin puede, no, debe inventar peligros, y para ello debe adoptar el método de la provocación y la venganza. Y, sobre todo, esperemos una nueva guerra con los países árabes, para que finalmente podamos librarnos de nuestros problemas y adquirir nuestro espacio". Citado en Livia Rokach, "El terrorismo sagrado de Israel".


"En violación del derecho internacional, [en la guerra de 1967] Israel ha confiscado más del 52 por ciento de la tierra en Cisjordania y el 30 por ciento de la Franja de Gaza para uso militar o para asentamientos de civiles judíos. Durante este período, más de 300.000 palestinos fueron detenidos sin juicio durante varios períodos por las fuerzas de seguridad israelíes". Intifada: El levantamiento palestino contra la ocupación israelí", ed. Lockman y Beinin.


"En virtud de la Carta de la ONU, no puede haber legalmente ganancias territoriales de la guerra, ni siquiera por parte de un Estado que actúe en legítima defensa. La respuesta de otros Estados a la ocupación israelí muestra una opinión prácticamente unánime de que, incluso si la acción de Israel fue defensiva, su retención de Cisjordania y la Franja de Gaza no lo fue. La Asamblea General [de la ONU] caracterizó la ocupación israelí de Cisjordania y Gaza como una negación de la autodeterminación y, por lo tanto, una 'amenaza grave y creciente a la paz y la seguridad internacionales'". John Quigley, "Palestina e Israel: Un desafío a la justicia".


"Un estudio de estudiantes de la Universidad de Belén reportado por el Comité de Coordinación de ONG Internacionales en Jerusalén mostró que muchas familias pasan con frecuencia cinco días a la semana sin agua corriente.


"Un viaje de verano a un asentamiento judío en el borde del desierto de Judea, a menos de cinco millas de Belén, nos confirmó esta desigualdad en el agua. Mientras que los habitantes de Belén compraban agua a camiones cisterna a precios muy inflados, el césped estaba verde en el asentamiento. Los aspersores se encendían al mediodía bajo el caluroso sol de agosto. Los sonidos de los niños nadando en la piscina al aire libre se sumaban a la irrealidad". Betty Jane Bailey, en "The Link", diciembre de 1996.


"Hay que recordar que el 90 por ciento de los niños de dos años o más han experimentado muchas, muchas veces que el ejército [israelí] irrumpió en la casa, golpeó a sus familiares, destruyó cosas. A muchos los golpearon, les rompieron los huesos, les dispararon, les lanzaron gases lacrimógenos o les sucedieron estas cosas a sus hermanos y vecinos. Necesita sentirse seguro. Veremos las consecuencias más tarde si no lo hace. En nuestra investigación, hemos encontrado que los niños que están expuestos al trauma tienden a ser más extremos en sus comportamientos y, más tarde, en sus creencias políticas". Dr. Samir Quota, director de investigación del Programa de Salud Mental de la Comunidad de Gaza, citado en "The Journal of Palestine Studies", verano de 1996, pág. 84


"No hay nada como la miseria que uno siente al escuchar a un hombre [palestino] de 35 años que trabajó quince años como jornalero ilegal en Israel con el fin de ahorrar dinero para construir una casa para su familia, solo para sorprenderse un día, al regresar del trabajo, descubrir que la casa y todo lo que había en ella habían sido arrasados por una excavadora israelí. Cuando pregunté por qué se había hecho esto —después de todo, la tierra era suya— me dijeron que un soldado israelí le había dado un papel al día siguiente en el que se afirmaba que había construido la estructura sin licencia. ¿En qué otro lugar del mundo se exige a la gente que tenga una licencia (siempre negada) para construir en su propia propiedad? Los judíos pueden construir, pero nunca los palestinos. Esto es apartheid". Edward Said, en "The Nation", 4 de mayo de 1998.


Todos los asentamientos judíos en los territorios ocupados en la guerra de 1967 son una violación directa de los Convenios de Ginebra, que Israel ha firmado.

"La Convención de Ginebra exige que una potencia ocupante cambie el orden existente lo menos posible durante su mandato. Un aspecto de esta obligación es que debe dejar el territorio a las personas que encuentra allí. Es posible que no traiga a su propia gente para poblar el territorio. Esta prohibición se encuentra en el artículo 49 de la convención, que dice: "La Potencia ocupante no deportará ni trasladará partes de su propia población civil al territorio que ocupa". John Quigley, "Palestina e Israel: Un desafío a la justicia".


Extractos de los informes del Departamento de Estado de EE.UU. durante la Intifada

"A continuación se presentan algunos extractos de los Informes de País sobre Prácticas de Derechos Humanos del Departamento de Estado de los Estados Unidos de 1988 a 1991:


1988: "Muchas muertes y lesiones evitables" fueron causadas porque los soldados israelíes usaron con frecuencia disparos en situaciones que no representaban un peligro mortal para las tropas. Las tropas de las FDI usaron palos para romper extremidades y golpear a los palestinos que no estaban directamente involucrados en disturbios o que se resistían al arresto. Al menos trece palestinos han muerto a causa de las palizas.

1989: Grupos de derechos humanos acusaron a los miembros de las fuerzas de seguridad vestidos de civil de actuar como escuadrones de la muerte que mataron a activistas palestinos sin previo aviso, después de que se hubieran rendido o después de haber sido sometidos.


1991: [El informe] añadía que los grupos de derechos humanos habían publicado "informes detallados y creíbles de tortura, abuso y maltrato de detenidos palestinos en prisiones y centros de detención". El ex congresista Paul Findley, "Engaños deliberados".


Jerusalén Eterna, Capital Indivisible de Israel

Escribiendo en The Jerusalem Report (28 de febrero de 2000), Leslie Susser señala que las fronteras actuales se trazaron después de la Guerra de los Seis Días, y que la responsabilidad de trazar esas líneas recayó en el Jefe del Comando Central, Rehavan Ze'evi. La línea que trazó "abarcaba no sólo los cinco kilómetros cuadrados de Jerusalén oriental árabe, sino también 65 kilómetros cuadrados de campo abierto y aldeas circundantes, la mayoría de las cuales nunca tuvieron ningún vínculo municipal con Jerusalén. De la noche a la mañana se convirtieron en parte de la capital eterna e indivisible de Israel'". Allan Brownfield en The Washington Report on Middle East Affairs, mayo de 2000.


El historial del terrorismo de Estado israelí

"Por mucho que uno se lamente e incluso desee expiar de alguna manera la pérdida de vidas y el sufrimiento infligido a inocentes a causa de la violencia palestina, todavía es necesario, creo, decir también que ningún movimiento nacional ha sido tan injustamente penalizado, difamado y sometido a represalias desproporcionadas por sus pecados como lo ha sido el palestino.


La política israelí de contraataques punitivos (o terrorismo de Estado) parece ser tratar de matar entre 50 y 100 árabes por cada muerte judía. La devastación de los campos de refugiados libaneses, hospitales, escuelas, mezquitas, iglesias y orfanatos; las detenciones sumarias, las deportaciones, la destrucción de viviendas, las mutilaciones y la tortura de palestinos en Cisjordania y Gaza. estos, y el número de víctimas palestinas, la magnitud de las pérdidas materiales, las privaciones físicas, políticas y psicológicas, han superado enormemente el daño causado por los palestinos a los israelíes". Edward dijo: "La cuestión de Palestina".


"Es simplemente extraordinario y sin precedentes que la historia de Israel, su historial desde el hecho de que es un estado construido sobre la conquista, que ha invadido los países vecinos, bombardeado y destruido a voluntad, hasta el hecho de que actualmente ocupa territorio libanés, sirio y palestino en contra del derecho internacional, simplemente nunca se cite, nunca se someta al escrutinio de los medios de comunicación estadounidenses o en el discurso oficial, nunca se aborde como si desempeñara ningún papel en la provocación. Terrorismo islámico'". Dijo Edward en "The Progressive". 30 de mayo de 1996.

コメント


bottom of page