Chile: El plebiscito constitucional de octubre 2020 

Rocío Luna 

La lucha que inició el pueblo chileno el 19 de octubre de 2019, en la que el gobierno impopular de Piñera desató la represión que constó muertos y heridos, en la que cientos de jóvenes perdieron la vista cuando se les disparó balas de goma directamente a los ojos, logró un éxito parcial, al acordarse por el acorralado gobierno pro oligárquico a llamar a un Plebiscito Nacional sobre una nueva Constitución. El 25 de octubre, los chilenos votarán en la elección más importante en 30 años para decidir si se quedan con la carta magna vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet o si se redacta una nueva. 


Sin embargo, de manera tramposa el gobierno determinó que para adoptar un nuevo proyecto de constitución lo tienen que aprobar dos tercios en la legislatura nacional, lo que es un obstáculo a superar por el pueblo de Chile. 

La Constitución que fue establecida por Pinochet tiene una trascendencia histórica como el mayor fraude que sucedió en Chile. El general Pinochet con su tradicional uniforme militar informó en los medios de comunicación que el 11 de septiembre, se realizaría un plebiscito para dar la oportunidad que la ciudadanía decidiera sobre una nueva Constitución. Para Pinochet el dilema era él o el pasado: “ha llegado el instante de decidir nuestro futuro, encontrándonos ante dos alternativas: volver paulatinamente pero inexorablemente a la noche de los mil días negros de Chile o tomar la ruta que patrióticamente estamos señalando. Declaro enfáticamente a la ciudadanía que el hipotético rechazo del proyecto aprobado por la Junta de Gobierno significa el retorno a la situación existente en 1973”. Así, el 11 de septiembre, 30 días después de anunciado se verificó el fraude más grande que la historia electoral chilena hubiera conocido. 

40 años han pasado desde aquel fraude. Militares, civiles, abogados, empresarios, instituciones universitarias, funcionarios del régimen, profesionales, todos participaron en esta operación que establecería un cambio radical y negativo de las reglas de convivencia en materia de principios, derechos, y distribución del poder. Se establecería una nueva organización del poder, se legitimaría a Pinochet como Presidente de la República y se establecería un itinerario de entre 8 y 16 años para la transición a la democracia. Tan importante y trascendente era la decisión que la orden del general fue que había que ganar. 


Treinta y dos años después del histórico plebiscito que puso fin a la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), los chilenos se alistan para volver a las urnas el próximo 25 de octubre para definir en un referéndum si cambian o no la Constitución heredada de ese régimen. El plebiscito constitucional se desarrolla en medio de la crisis social que se generó a partir de las masivas protestas callejeras de octubre de 2019. 

Se tratará de una votación inédita en el mundo, porque la gente decidirá si aprueba o rechaza la idea de cambiar la Carta Fundamental y quienes la redactarán, se preguntará a los votantes: “¿Quiere usted una nueva Constitución?”. A lo cual deberán responder “Apruebo” o “Rechazo”, y también, el mecanismo por cuál debe ser cambiada; convención constituyente significa que todos los redactores son elegidos por la gente y convención mixta, que la mitad de ellos deben ser parlamentarios. Es importante que triunfe la primera opción para que sean los ciudadanos electos por la gente quienes redacten la nueva constitución. 

La actual Constitución tiene el pecado de haber sido impuesta por Pinochet en 1980. Además, consagró un modelo neoliberal que genera desigualdad e injusticia y establece un sistema institucional que no está a la altura de los desafíos democratizadores que enfrenta el país. 

Es una oportunidad de introducir mejoras a su sistema de orden constitucional, particularmente se necesita reformas políticas fundamentales porque existe una profunda crisis política de las instituciones. El plebiscito representa una oportunidad para iniciar un cambio radical en el sistema político existente. 

Alrededor de este evento se escuchan diferentes voces tanto de instituciones, como de la ciudadanía y también académicos. Claudia Heiss, académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile dice: “El hecho político más relevante es sacarnos el legado de la dictadura que sigue atando como una camisa de fuerza la posibilidad de cambios políticos y cambios sociales en Chile”.

El presidente Sebastián Piñera también presentó un documento en que plantea los principios básicos que, a su juicio, debería tener una nueva Constitución, el documento generó diversas reacciones y algunos mencionan que está hecha a conveniencia y además que es muy parecida a la existente, por lo que no resulta ser una opción para el pueblo chileno. 

Hasta antes del 2009 los debates constitucionales relevantes eran acotados. El plebiscito representa abrir el diálogo en temáticas muy amplias cómo el Estado Unitario y su centralismo; el sistema presidencial con su énfasis autoritario; el catálogo y la regulación de derechos fundamentales establecido en la constitución vigente con sesgo neoliberal; rango de los llamado órganos autónomos y su subordinación al pueblo y papel de la Fuerza Armada. Pero sobre todo es una oportunidad para resolver los problemas que genera la rigidez de la democracia que existe en la Constitución actual y su sistema de control al pueblo chileno. 

Plebiscito y COVID 

Desde el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud califica como pandemia la enfermedad COVID-19 causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, detectado por primera vez a finales de 2019. En el mundo son 28.918.900 los casos confirmados y 922.252 los fallecidos, de acuerdo con el último informe de la Organización Mundial de la Salud. Tan solo en Chile se han registrado 436.433 contagios desde el comienzo de la pandemia, de los cuales 12.013 han fallecido, lo que tiene en el país andino al undécimo país más afectado a nivel mundial. Chile entre los países con más pérdidas de empleos por el Covid-19. Es el tercer país con más puestos de trabajo perdidos en América Latina por la pandemia. Un estudio de la CCS indica que Chile alcanzó 21% de los empleos perdidos entre marzo y julio (en plena pandemia). 

Chile tenía previsto celebrar esta consulta el 26 de abril, pero tuvo que ser aplazada por la pandemia de coronavirus, Los ciudadanos están llamados a decidir si quieren que se inicie un proceso para elaborar una nueva Constitución y el mecanismo para hacerlo, pero están conscientes que existe una gran posibilidad de tener rebrote de COVID al convocar asistir al proceso. 

El Servicio Electoral publicó un protocolo sanitario para un plebiscito seguro que fue aprobado por el Ministerio de Salud y que incluye las medidas que se deberán cumplir el día del plebiscito: desde los elementos que utilizarán los vocales de mesa hasta el lápiz propio que podrán usar los electores para marcar su preferencia. Hoy, además, el Parlamento ha aprobado el proyecto que le concede al organismo atribuciones especiales para dictar medidas sanitarias sin la necesidad de modificaciones legales. 

El ejecutivo del impopular Piñera dijo que los preparativos avanzan de forma correcta y que podrá garantizar la seguridad sanitaria pese al coronavirus. ”Estamos trabajando para que el 25 de octubre se resuelva, porque creemos que es muy importante, a pesar de las restricciones de carácter sanitario, cumplir esa fecha”, dijo el funcionario del gobierno de Sebastián Piñera. En este sentido, aseguró que se están haciendo todos los esfuerzos posibles para garantizar a la población que “esto va a ser seguro, responsable, participativo y va a ser informado”.

Entretanto, el Ministerio de Salud informó este jueves 10 de septiembre de 1,639 casos nuevos de Covid-19, de los cuales 1,139 corresponden a personas sintomáticas. Con ello, son ya 428,669 las personas diagnosticadas en el país, mientras que 401,356 pacientes se recuperaron. En cuanto a los decesos el 14 de septiembre se registraron 79 fallecidos por causas asociadas al coronavirus, lo que sitúa el total de fallecidos en 11,781.

Aún con estas cifras se realizó una encuesta en el cual dice que un 69% de encuestados en Chile declara que está decidido a votar para el plebiscito constitucional. 

Mientras tanto sigue la represión del gobierno de Piñera. Una persona fue asesinada, 2 civiles resultaron heridos y hay 108 detenidos por las protestas del 11 de septiembre en Chile, aniversario del golpe de Estado del general Augusto Pinochet contra el presidente Salvador Allende, de movilización para la izquierda chilena. 

El 50 aniversario del triunfo de Allende en Chile, fue conmemorado en medio de las movilizaciones multitudinarias que comenzaron el 18 de octubre de 2019. La juventud y el pueblo chilenos de hoy han retomado banderas de la Unidad Popular y luchan por un futuro soberano y digno. 

En Chile, los jóvenes y los trabajadores se enfrentaron con valentía a la fuerza policial carabinero militarizada día tras día en acciones masivas desde octubre del año pasado hasta enero de 2020. La lucha por una nueva Constitución, redactada por el pueblo mismo es otro de los combates que ha emprendido el pueblo chileno.


Suscríbete a nuestro boletín

Este espacio fue creado para la libre expresión y publicación de artículos de diversos autores quienes son responsables de los mismos. ExpressArte Internacional y/o Expre Interna y sus representados no se responsabilizan por las opiniones vertidas y/o publicaciones desde la creación de su página, cuenta o portal de Facebook, estas son responsabilidad de quién las escribe exclusivamente, no de quién las publica.

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com