• Mexteki

Colombia. Organizados y firmes los colombianos defienden sus derechos

Por Izcuauhtli Paz

Después de casi un mes de pausa en el paro nacional que se ha estado viviendo en Colombia desde el miércoles 28 de abril de este año, el martes de esta semana se llevó a cabo una nueva movilización contra el gobierno que encabeza Iván Duque y a favor del bienestar social. Este se efectúa durante una de las celebraciones patrióticas importantes, ya que se conmemora el 20 de julio la conmemoración de los 211 años de la firma del acta de revolución en 1810 y la lucha que se libró hasta la Batalla de Boyacá el 7 de agosto de 1819 donde se proclama la independencia y el nacimiento de la Republica Colombiana, en aquella época se llevaron múltiples rebeliones con el objetivo de liberar al país e independizarse del dominio del Imperio español.


La policía colombiana anunció el despliegue para encarar las protestas más de 65 mil efectivos, policías y militares ante la presunta participación de la guerrilla del ELN y de las disidencias de las FARC en las marchas, fuerzas armadas que al final terminan abusando de su poder frente a cualquier ciudadano y con armas letales enfrentan a cualquiera, claro con la autorización del gobierno.

La Central Unitaria de Trabajadores que ha sido parte activa de paro nacional junto con el pueblo promueve 10 proyectos de ley, mismas que seguirán insistiendo presentar al Congreso ya que el gobierno no ha atendido las demandas, mostrando cerrazón ante el dialogo y la construcción de acuerdos. Lo explica el que el gobierno aliado de Estados Unidos y orientado por el ex mandatario Uribe busca los intereses y el enriquecimiento capital de un pequeño núcleo de personas a costa de millones de colombianos.

Las propuestas de ley incluyen una educación disponible y gratuita, ya que hay más de 2 millones de niños y adolescentes que se encuentran fuera del sistema escolar, el promedio de educación en la población mayor a 15 años es de 7.7 la misma que tenían los países desarrollados en 1970, que existan oportunidades laborales, ya que el desempleo es del 21%, por lo que es necesario que se reactiven las pequeñas y medianas empresas, reformar a la policía ya que ha mostrado estar diseñada para la guerra con un entrenamiento militar y no civil que en este último paro nacional ha dejado a miles de heridos, muertos, violentados, detenidos, leyes de garantías para ejercer el derecho a la protesta social. Derrocar el decreto 1174 que, si bien debería ser a favor de las pensiones, el empleado debe aportar el 15% de sus pagos a un cuenta administrada por el gobierno Colpensiones, piden reivindicar el proyecto de ley 073 para que el estado asuma las nóminas de hospitales públicos y formalice empleos de al menos 245 mil trabajadores, impulsar el sector agropecuario y por supuesto la participación social para la toma de decisiones, la formulación de leyes así como de las políticas nacionales.


Alternamente el Gobierno de Colombia presenta en el Congreso un proyecto de ley fiscal para obtener 15.2 millones de pesos para subsidiar los impactos generados por la pandemia. En medio de una nueva jornada de protestas el proyecto de abril era por 23.4 millones de pesos, si bien es mucho menor al presentado con anterioridad no atiende las grandes problemáticas en salud, educación, empleo, agresión policial, ni desarrollo nacional, ni democracia, de raíz.


Las movilizaciones continuarán hasta que la voz del pueblo sea escuchada y atendida, el pueblo unido muestra su fortaleza y no será detenido.