Compra de medicamentos nacionales o extranjeros.

Rocío Luna

En el mes de julio el presidente López Obrador acusó de corrupción a las farmacéuticas nacionales por lo que ha optado por no continuar con esos convenios de compra en el país es decir que hizo a un lado a las farmacéuticas nacionales y, con ayuda de dos agencias de la ONU, buscan hacer compras consolidadas de medicamentos en el extranjero. 


Su decisión de surtir la demanda de medicamentos en el extranjero es una forma de evitar los convenios corruptos y los altos costos en el país, pues acusó que las farmacéuticas han elevado en demasía sus costos y que lucran con la necesidad humana de las medicinas. 

De esta manera, el sector Salud prevé destinar para el siguiente año más de 60 mil millones de pesos, y en 2021, una cantidad igual para la compra de medicamentos en otros países. 

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, afirmó que la ayuda de la ONU garantizará la compra de buenos medicamentos, incluyendo los que se aplican para el cáncer. 

La corrupción en la compra de medicamentos por parte del Sector Salud se viene haciendo visible desde marzo de 2019 cuando el presidente de México evidenció al cártel farmacéutico que se ha formado desde hace años entre políticos y empresarios aquí una breve lista donde se señala a quienes están detrás de esta mafia: 

MANLIO FABIO BELTRONES RIVERA 

• Grupo Fármacos Especializados SA de CV 

• Comercializadora de Productos Institucionales SA de CV 

• Distribuidores SA de CV 


MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG 

• Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico SA de CV 

• Laboratorio de Biológicos y Reactivos de México SA de CV 

JOSÈ NARRO ROBLES 

• Comercializadora Pentamed SA de CV 

ROBERTO MADRAZO PINTADO 

• Farmacéuticos Maypo SA de CV 

• Vitasanitas SA de CV 

EMILIO GAMBOA PATRÓN 

• Ralca SA de CV 

• Compañía Internacional Médica SA de CV 

241 MIL MILLONES DE PESOS 

Estás son empresas y políticos con los contratos exclusivos para el sistema de salud del viejo régimen y que acaparaban las compras del Instituto Mexicano del Seguro 

Social (IMSS), por lo que se anunció que el gobierno pondría orden mediante compras consolidadas, que ya existían, con el fin de evitar la supuesta corrupción. 


En este contexto, el primer mandatario advirtió: «Cuando se regeneren quienes se dedicaban a la venta de los medicamentos, que entiendan que ya se acabó la corrupción, entonces vamos a adquirir los medicamentos en el país”. 

La industria farmacéutica atribuyó el desabasto de bienes terapéuticos en el Sistema Nacional de Salud a la falta de planeación y transparencia en las compras durante el último año y medio. Para este 2020, 70 por ciento de los insumos se adquirieron por adjudicación directa y 30 por ciento mediante licitación. 

La industria pidió al gobierno mantener la licitación pública como la regla general y perfeccionar los mecanismos para el abastecimiento con oportunidad, asequibilidad y calidad. 

Además, señalaron que las compras discrecionales en el extranjero no resolverán el problema del abasto y sí pueden provocar un grave daño a la industria farmacéutica establecida en México y la pérdida de la soberanía sanitaria, con importantes consecuencias para la continuidad y suministro de los tratamientos de los pacientes y de la economía del país 

Se ha dicho que si hay corrupción que se denuncie, se sancione y se corrija, pero de ningún modo se puede echar por la borda el trabajo de toda una industria que genera 100 mil empleos directos y 500 mil indirectos, además de su impacto en más de 160 sectores industriales. En este contexto, y ante tales declaraciones, es cierto: pocos países tienen una planta productiva como la mexicana, que tiene la capacidad no solo de abastecer al mercado nacional, sino en muchos casos, de exportar. 


Es imprescindible que el Estado genere la capacidad de producir los medicamentos y vacunas necesarias y que esto esté a cargo de una empresa social sin fines de lucro y que se invierta todo lo necesario para desarrollar nuestras capacidades tecnológicas.

México, antes del neoliberalismo producía sus propias vacunas, pero los gobiernos del PRI y el PAN desmantelaron esta capacidad e hicieron grandes negocios con las corporaciones nacionales y extranjeras. Este es un cáncer que debemos extraer del sector salud y lograr poner en el centro la salud de la población y la capacidad del Estado para garantizar medicamentos, vacunas y los mejores servicios de salud pública. 

Suscríbete a nuestro boletín

Este espacio fue creado para la libre expresión y publicación de artículos de diversos autores quienes son responsables de los mismos. ExpressArte Internacional y/o Expre Interna y sus representados no se responsabilizan por las opiniones vertidas y/o publicaciones desde la creación de su página, cuenta o portal de Facebook, estas son responsabilidad de quién las escribe exclusivamente, no de quién las publica.

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com