DEMOCRACIA Y ELECCIONES 2021

Alejandra Ávila

El espíritu de la democracia va más allá de la mera decisión mayoritaria y luego esperar a que se brinde una nueva oportunidad de renovar los cargos, debe ser activa siempre para que se logre concretar la decisión: es esperable que las personas electas como representantes se comprometan con un programa y que actúen para llevarlo a cabo, bajo el control de la ciudadanía y que las personas que vivan en una democracia se comprometan y participen todo el tiempo, para hacer valer el programa por el que optó la ciudadanía y en diferentes instancias de decisión, tal vez de menor impacto que las que determinan las elecciones, pero no por eso carentes de importancia, como son la actividad laboral, deportiva, cultural y artística, barrial, científicas, educativas, etc.


Una de las aristas de la democracia, entonces, parece ser que las personas votando eligen a sus representantes, pero no por eso le ceden el poder de las decisiones, sino que deben seguir participando en diferentes instancias de la vida cotidiana y desde luego controlando la acción de gobierno.

Parece lógico, entonces, pensar que el ámbito público ofrece una gran cantidad de instancias en las que se debe manifestar la democracia, más allá de la propia elección de las autoridades políticas. Es habitual que las personas tengan algunas instancias de representación más allá de las que ofrece la sociedad entera, como los sindicatos, los centros de estudiantes o los espacios de participación vecinal o barrial.

Actualmente bajo el viejo sistema electoral, el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) alista la organización de los comicios del próximo 6 de junio de 2021, fecha en la que la ciudadanía votará para definir titulares de 16 alcaldías, 160 concejalías y los 66 escaños del Congreso de la Ciudad de México, donde por primera vez se prevé la inclusión de una diputación migrante.

Seis partidos políticos han decidido unirse en dos bloques con un mismo fin: ganar la mayoría de los escaños en la Cámara de Diputados y las 15 gubernaturas en juego, sin importar que en el pasado fueran rivales, como por ejemplo el PRI, PAN y PRD.

Entre los futuros candidatos a un puesto político no se seleccionaron quienes mejor trabajen por el país, sino gente famosa, se encuentran actores, deportistas, figuras públicas y modelos, una gran cantidad de celebridades que las cúpulas partidistas seleccionaron como candidatos para puestos de diputados, presidentes municipales e incluso gobernadores en distintos estados de la república mexicana, y muchos de ellos podrían ganar, sin estar capacitados.

Una de las figuras más destacadas del mundo del espectáculo que causó furor por su candidatura fue nada más y nada menos que la modelo y ex Miss Universo mexicana Lupita Jones, quien se lanzó como candidata a la gubernatura de Baja California con la coalición ‘Va por BC’, formada por los partidos PAN, PRD y PRI

Aunque al principio sólo se trataban de rumores, el pasado sábado 20 de marzo se hizo oficial su candidatura, por lo que competirá con Marina del Pilar Ávila, Victoria Bentley Duarte, Alejandro Mungaray, Carlos Atilano Peña, Jorge Hank Rhon y Jorge Ojeda García. Cabe mencionar que con su candidatura, parte de la polémica en la que Lupita Jones estuvo envuelta se disipó, pues como podrás recordar, fue acusada de dar malos tratos e incluso discriminación a participantes de su certamen de belleza ‘Mexicana Universal’, e incluso tuvo que pedir disculpas públicas por su comportamiento. Durante el mes de febrero, Blue Demon Jr. hijo de la fallecida leyenda de la lucha libre ‘Blue Demon’, fue autorizado por el INE para lanzar su candidatura para competir por la alcaldía Gustavo A. Madero en CDMX, siendo así el primer luchador en lanzarse como político.

Cabe mencionar que uno de los hechos que causó un gran impacto en su postulación, fue que se le permitirá hacer su campaña política con su máscara, por lo que su identidad de civil se mantendría en secreto, y de ganar las elecciones, gobernaría la GAM con su identidad de ‘Blue Demon Jr.

Asimismo, a pesar de que se postuló como uno de los candidatos preferidos de la ciudadanía, representando al RSP (Redes sociales progresistas), también otros luchadores como Carístico y Tinieblas también presentaron sus candidaturas para competir por el cargo político, siendo las elecciones de la Gustavo A. Madero, de las más esperadas e interesantes en esta temporada, como si fuese un espectáculo.

Atrapados en la telaraña de esos dilemas, se busca confundir al elector, y además de ponerlo a favor o en contra de una persona o grupo en vez de que se discuta y decida el rumbo que va a tomar el país.