top of page
  • Mexteki

Derrota de la CTM en Teksid, gana el Minero con 642 votos a 172

Oscar Alzaga*

Tribuna Comunista. 21 de septiembre de 2022


Después de tres años de una lucha desigual y sangrienta contra las legiones extranjeras (francesas) que la traición (conservadora) condujo a nuestro país, estamos de pie y resueltos como el primer día para seguir defendiendo nuestra independencia y libertad contra el despotismo. Hemos sido desgraciados, es verdad; la suerte nos ha sido adversa muchas veces, pero la causa de México, que es la causa del derecho y la justicia, no ha sucumbido, no ha muerto y no morirá porque existen aun mexicanos esforzados, en cuyos corazones late el fuego santo del patriotismo y, en cualquier punto de la República en que existan empuñando las armas y el pabellón nacional, allí como aquí, existirá viva y enérgica la protesta del derecho contra la fuerza.

– Benito Juárez. 1 de enero de 1865.

¡Tabaqueros, bandidos, fue el indio Bento Juárez, que echó un imperio al mar, y supo desafiar la pobreza con honor, y reconquistó y aseguró la independencia de su tierra!

– José Martí. 1889.

La Confederación de Trabajadores de México (CTM) federal de Coahuila, de Tereso Medina, y la estatal de Galindo, unidos, con el apoyo de la empresa, la Secretaría de Trabajo y la Junta Federal, apostaron todo a ganar el lunes 19 de septiembre, día del recuento de votos; y a las 10 de la noche, por si perdían la votación, la CTM llevó a 300 golpeadores. Pero el Sindicato Minero no cayó en la provocación que tanto buscó la CTM; al contrario, pidieron a la solidaridad extranjera de sindicatos de EUA, Canadá Brasil e Italia que se retiraran para protegerlos.

Como se sabe, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA), bajo el mando de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) alargaron resolver el triunfo del Sindicato Minero de 2018, que ganó por 238 votos contra 145 a la misma CTM; la resolución solo llegó con el “mecanismo de respuesta rápida” del T-MEC en agosto de 2022, cuando al fin el Minero fue reconocido como el titular del contrato colectivo de trabajo (CCT). Así, la JFCA retardó el trámite del 1 de mayo de 2019 a agosto de 2022, más de 3 años sin resolver.

En cambio, a la CTM (apoyada por la empresa y la STPS) en menos de 3 meses, entre julio a septiembre, la JFCA ya le tenía hecho todo el trámite y la fecha del recuento. Y ni así ganó. Al contrario, sufrió una derrota más severa que la de 2018.

Antes, por escrito, el Sindicato Minero hizo responsable a la STPS de cualquier agresión a los trabajadores de Teksid y a sus representantes sindicales, porque ella tenía la responsabilidad de que el recuento de 1015 obreros se llevara a cabo en orden y en paz. Y también el Sindicato Minero pidió a la fuerza pública su intervención para que no hubiera violencia el día de la votación.

El recuento fue en el interior de la planta de Teksid, por voto libre, directo y secreto, ante los representantes de la JFCA, la STPS y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, 3 personas de la empresa, 3 de la CTM y 3 del Sindicato Minero; la jornada de libertad sindical se llevó a cabo para que la mayoría decidiera qué sindicato debía ostentar la titularidad y la representación. De un padrón de 1015 obreras y obreros, 816 votaron; 642 por el Minero, 172 por CTM, 2 votos anulados y 199 inutilizados. Un triunfo contundente del Sindicato Minero.

Mientras en la calle los acarreados del estado gritaban: ¡Te-re-so! ¡Te-re-so!, el nombre del líder de la CTM de Coahuila, como si los obreros no supieran quién es y a quien sirve. A la CTM nacional le ha ocurrido lo mismo que al PRI: se derechizaron tanto de 1982 a 2018 que dejaron de ser charros para convertirse en lideres de protección patronal. Porque el PRI y su pilar principal, la CTM, ahora están en contra de la Revolución, la Constitución y el cardenismo.


Recordemos que la lucha de los obreros de Teksid inicio el 19 de abril de 2014 como una simple protesta al exigir el pago de las utilidades, pero ante la negativa de la empresa y del sindicato de la CTM, con esta a la cola los trabajadores llevaron su protesta y petición constitucionales a un paro de labores. Con trampas del gobierno de Rubén Moreira llamaron a los representantes sindicales del paro a la Junta Local de Monclova, y antes de entrar los recibieron a golpes “los aliancistas” de Alonso Ancira, hoy Sindicato Democrático al servicio del patrón, lo que indignó más a las y los obreros de Teksid y alargaron el paro de labores.

En el diálogo conciliatorio entre empresa y obreros estos exponen que la empresa ha crecido en equipos, producción, insumos, materia prima y salida de productos a la venta, creció el empleo de planta, eventual y subcontratación (outsourcing), negando los obreros que es falso que no haya ganancias y por tanto utilidades. La empresa se compromete estudiar sus posibilidades de una compensación. Se levanta el paro de labores con el compromiso por escrito que no habrá represalias ni despidos.

Los meses de abril y mayo de cada año han sido de protesta y paros, por la negación patronal de las utilidades, en complicidad con gobiernos y Hacienda, que ocultan la verdad. En 2012 en Zacatecas, Chihuahua y EdoMex hubo protestas en las minas El Coronel, Santa Barbara, San Francisco y en otras empresas. En 2014 fueron Teksid, Gunderson, Pytco y otras empresas. En 2022 han vuelto las protestas, pero ahora si se pagan las utilidades, pero los obreros han tenido que hacer huelgas y luchar, como en Arcelot Mittal y otros casos.

En el esplendor del neoliberalismo (Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, Peña), atracan las utilidades de los trabajadores, un logro constitucional, junto con los salarios, el presupuesto social, la seguridad social, la educación, vivienda obrera, los charros venden los CCT a los patrones y se pierden auténticos contratos por los contratos colectivos de protección patronal (CCPP), denunciados con pruebas en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en 2012 y 2017, respectivamente.

En los paros de 2014 de Teksid, Gundersón y Pytco, los obreros de las 3 luchas, acudieron al Sindicato Minero a pedir ayuda; en 15 días se interpusieron 3 demandas de titularidad de los CCT. Encontrando otro punto de corrupción: las Juntas locales, como Monclova, y otras empresas de ámbito federal registraban ilegalmente los CCT en el ámbito estatal, de común acuerdo “charro, gobierno y patrón”, para hacer todo a su entera gana y ganancia, en perjuicio de los obreros.

Al mes, el Sindicato Minero interpuso demandas por la titularidad de los CCT de las tres luchas, pero la respuesta patronal apoyada por gobiernos, CTM, CROC y otros, fue de despidos masivos de 100 y más obreros, además de agresiones físicas por los golpeadores de Ancira. Sólo resistieron las y los obreros de Teksid. A la vez es importante anotar que tres oligarcas se unieron contra el Sindicato Minero y, en particular, contra su líder, Napoleón Gómez Urrutia. Por eso el exilio forzado lo obligó a estar más de 12 años fuera de México, con 19 órdenes de aprehensión y los tres oligarcas en contra, representados -en la calle- por los lideres sindicales de la CTM Coahuila y Sonora, FNSI Monterrey, Frente de Fresnillo y Democrático de AHMSA.

Todos esos sindicatos patronales han perdido con los independientes. Aunque aún sean pocos, es un aliciente. Los más fuertes, sin embargo, son los oligarcas.

La resistencia, la unidad, la dignidad y la frente en alto para luchar han sido los atributos de las y los obreros del Sindicato Minero, que en esta etapa del siglo XXI los distingue y pone al frente de la clase obrera mexicana.

* Abogado del Sindicato Minero y la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), miembro de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), la Asociación Latinoamericana de Abogados Laboralistas (ALAL), y la Asociación Internacional de Juristas Democráticos (AIJD).

Foto de portada: IndustriAll Global Unión.

bottom of page