El impuesto a las grandes fortunas y el costo de la deuda

Promotora Nacional por la Suspensión del Pago de la Deuda Pública

9 de mayo de 2021

Cada vez es más claro que México requiere de cuantiosos recursos para construir un país más justo, con empleos dignos y salarios que satisfagan las necesidades de las familias. Tanto por la pandemia como por la crisis económica vivimos con gran desempleo, salarios de miseria y con enormes carencias en salud y educación, y por ello la pobreza se ha agudizado. A pesar de que ya empezó la etapa de vacunación y la mayoría de los estados están en semáforo amarillo, la recuperación económica y del empleo perdido es aún muy lenta, demasiado lenta. El gobierno mexicano no ha impulsado con vigor la reactivación económica porque no tiene recursos para ello y lo que se ha pedido prestado es primordialmente para el pago de la deuda pública.


¿Cómo obtener los recursos financieros para atender la emergencia económica y social que padece el pueblo mexicano y no endeudarse?

La Promotora por la Suspensión del Pago de la Deuda Pública ha venido planteando que hay dos vías para lograr esos recursos financieros sin aumentar deuda: una, es mediante la suspensión del pago de la deuda pública por al menos dos años y renegociarla y, dos, establecer un impuesto a las grandes fortunas o al patrimonio.

En el caso de suspender el pago de la deuda se obtendrían recursos por 724 mil millones de pesos por año cuando menos, porque eso es lo que está presupuestado este año en el gasto público.

¿Cuánto se recaudaría por el gobierno mexicano si se establece un impuesto al patrimonio o a las grandes fortunas?

Según la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social un impuesto progresivo a las grandes fortunas, con una tasa del 2% para Promotora Nacional por la Suspensión del Pago de la Deuda Pública los patrimonios de entre 20 y mil millones de pesos, una de 3% para aquellos entre mil 2 mil millones de pesos, y una tasa máxima de 3.5% para los mayores a 2 mil millones de pesos, podría recaudar 100 mil millones de pesos y afectaría a 175 personas. Mientras que el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) estima que con un impuesto único del 2.5% a las fortunas de más de 20 mil millones de pesos se recaudarían 50 mil millones de pesos y afectaría a 12 personas. En Argentina, desde fines de 2020, se estableció el impuesto al patrimonio con tasas del 2 al 3.5% a las fortunas mayores de 50 millones de pesos mexicanos aproximadamente y esperan recaudar 70 mil millones de pesos.

Lo más que se podría recaudar con el impuesto a las grandes fortunas serían 100 mil millones de pesos mientras que con la suspensión del pago de la deuda se obtienen más de 7 veces.

El impuesto a la riqueza, al patrimonio o a las grandes fortunas es necesario implementarlo, pero como complemento a la suspensión del pago de la deuda pública, puesto ese pago significa una enorme sangría al presupuesto público que impide atender las necesidades urgentes y sentidas del pueblo mexicano. Con la suspensión del pago de la deuda y el impuesto a las grandes fortunas se tendrían 824 mil millones de pesos por año, cifra que representa el 47% del total de la recaudación del impuesto sobre la renta y casi igual a los 829 mil millones de pesos que los asalariados pagan por dicho impuesto.

https://nomasdeudapublica.org/

Promotora Nacional por la Suspensión del Pago de la Deuda Pública – Por el bien de todas y todos: suspensión del pago de la deuda pública !Ya!

Por que frente a la crisis económica mundial y nacional y el abrupto frenón de la economía provocado por la pandemia de COVID-19 -la cual está lejos de concluir- es indispensable contar con cuantiosos recursos económicos, que hoy se van en el pago del servicio de la deuda pública, para enfrentar las necesidades básicas de las familias mexicanas, la pérdida masiva de empleos y cierre de ... nomasdeudapublica.org