ENRIQUE CISNEROS EL LLANERO SOLITITO

Saludo a la reunión virtual del 7 de febrero 2021

Estamos conmemorando los 48 años de Cleta-Unam y el cumpleaños de Enrique Cisneros “El llanero solitito”. Dice Bertolt Bretcht: “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.

Siendo fruto del movimiento estudiantil-popular de 1968, en las cinco últimas décadas el trabajo de Cleta-Unam y la labor de su fundador marcaron las luchas políticas y el movimiento social de México. Desde la década de los setenta Enrique y Cleta han estado presentes en el movimiento obrero y campesino, en el movimiento urbano popular, en los distintos frentes y coordinadoras. Llevaba la conciencia y la reflexión. El movimiento político y social del fin del siglo XX y principios del XXI no hubiesen sido los mismos sin la influencia en la gente que sembraron.

El Llanero Solitito

En los distintos ámbitos del país se escuchó al Llanero y a Cleta y desde la casa del Lago se generó un fuerte movimiento que impactó la vida cultural de nuestro país y escandalizó a las élites aliadas a los gobiernos. El Festival Cervantino no hubiese sido el mismo sin su presencia en las calles de Guanajuato.

Entrar al metro era encontrarse y adquirir el Machete, el Machetearte que regaba conciencia en todo el ámbito metropolitano. La gente llegaba de trabajar en la noche a las Unidades Habitacionales, barrios, colonias con su periódico bajo el brazo y lo leían familias enteras. El impacto de su labor editorial fue inconmensurable.

Enrique no ha muerto, cumple 73 años este 7 de febrero y vivirá muchos más en el trabajo de Cleta-UNAM que retoma el trabajo editorial, la agroecología, la promoción del deporte y la defensa de la equidad de género, como una herramienta para la transformación social.

Más allá de que Enrique Cisneros fue un actor, director, productor de teatro, poeta, activista social, fue una voz que revolucionó conciencias en su trabajo en el Centro Libre de Experimentación Teatral y Artística de la UNAM. Que comenzó a trabajar en 1973 en los más duros tiempos de represión del PRI-Gobierno y con valentía y amor a la gente se enfrentó sin titubeos a los enemigos del pueblo, fomentando el arte y la promoción cultural alternativa desenmascaró al viejo régimen, cuando aún conservaba toda su fuerza. Su lucha impulsó como pocos la democracia y trabajando siempre de cara a la clase obrera llevando su voz y sus luchas a pueblos, barrios, escuelas, plazas y auditorios.

Hoy Cleta y todo el movimiento por la soberanía, seguimos en pie de lucha: por garantizar derechos e integridad de la mujer, dar prioridad a salud y bienestar, impulsando la economía solidaria y un estado soberano que ponga en el centro al ser humano, por la soberanía alimentaria y la agroecología, la soberanía financiera y suspensión de pagos de la deuda pública, por la educación, la cultura, la identidad y memoria histórica. Estamos en lucha por el #Aguaparatodos y garantizar los derechos laborales, así como eliminar el outsourcing. Por la cancelación de concesiones mineras y la defensa del medio ambiente, en defensa de derechos humanos que niega el capitalismo, por una renovación democrática y una nueva constitución que garantice derechos que hoy solo están en el papel y por la solidaridad internacional y respeto a la soberanía. La lucha de Enrique Cisneros sigue, CLETA UNAM vive y desde donde está el Llanero impulsa este despertar que llevará al pueblo a conquistar sus derechos, la justicia y la paz.

Conmemoremos a Enrique y celebremos el aniversario de CLETA redoblando esfuerzos para lograr la conciencia y la unión de un pueblo que tiene todo el potencial de liberarse a sí mismo, y construir su futuro para escribir nuevas páginas de la Historia, en las cuales quedaron ya inscritas las aportaciones de Enrique Cisneros y de CLETA y que narrarán nuevas conquistas populares.

Reciban un saludo solidario de la organización MEXTEKI y del Congreso de la Soberanía.

ENRIQUE VIVE...CLETA SIGUE…