EU y Derechos Humanos.

Ana Arenas.

Se atreve Washington a hablar de derechos humanos y democracia, a intervenir con ese pretexto en todos los países que no se alinean a sus dictados, que no entregan sus riquezas a las corporaciones norteamericanas y no sometan a sus pueblos a la más cruel explotación. A quien no se le somete, de inmediato se le acusa. Con ese pretexto agrede a Cuba, a Venezuela en nuestro continente y a un sinnúmero de países del mundo. Desde luego sostiene a países de la calaña de Arabia Saudita, con un gobierno monárquico feudal represivo a lo más, pero fiel aliado de Washington.

Es imprescindible remarcar que el país más represivo del mundo y en el que se violan los derechos humanos todos los días es precisamente nuestro vecino del norte.


La tortura en los Estados Unidos incluye casos de tortura documentados y referenciados tanto dentro de los Estados Unidos como fuera de sus fronteras cometidos por personal del gobierno estadounidense.

En la actualidad, Estados Unidos tiene 2,3 millones de prisioneros, una proporción de la población que supera sustancialmente a cualquier otro país del mundo. Es el país más carcelario del orbe. Y han convertido las prisiones en un mega negocio privado. Deberían atender el problema de los derechos humanos en su propio país antes de abrir la boca.

Desde que el Tribunal Supremo de Estados Unidos restituyó la pena de muerte en 1976, 1.515 presos han sido ejecutados en Estados Unidos. Y aquí no se suman los asesinados por la policía de forma alevosa, lo que ha sido una práctica cotidiana en aquel país.

En Estados Unidos han sido ejecutados 44 personas condenadas a pena de muerte de 2019 a lo que va de 2021. Por lo general nadie hace un escándalo mediático al respecto.

Las continuas matanzas van en aumento, hoy por hoy, los muertos por armas en Estados Unidos supera récord: Más de 430 en una semana Entre el 17 y el 23 de julio en 915 tiroteos.

En 2020 el GVA reportó más de 43.000 muertes por armas de fuego en EU, en el año más mortífero en los últimos 20 años. En 2021, el número de muertes por armas de fuego va en 24,000 víctimas.

En estos momentos ha quedado claro que el declive de EU, su sistema decadente, su régimen caduco hace aguas. Esto es producto del sistema capitalista que es viejo y ya debe ser sustituido en Estados Unidos y en el mundo para lograr una democracia verdadera, el reconocimiento y garantía plena de derechos, el triunfo de la justicia y de la paz.