Fertilidad en los suelos

Por Itzkuauhtli Paz


En campos agrícolas, el uso indiscriminado de fertilizantes granulados y sales solubles, entre otros, la deficiente regulación en la aplicación y uso de estos son una importante causa de deterioro de los suelo. Los interese económicos de grandes compañías no deberían de anteponer el equilibrio ecológico.


Es imprescindible cambiar la manera de nutrir nuestros campos agrícolas y dejar de utilizar los mismos principios activos en los productos que se utilizaban desde hace más de 300 años. Nuestro país cuenta con lo necesario para poder ser sostenible y tener soberanía alimentaria.


El uso desmedido de los fertilizantes químicos terminaran acabando con el suelo fértil y la producción de alimentos, estos generan efectos ambientales negativos como:

Muchas de las sustancias químicas se queda en los productos agrícolas son consumidos directamente por los animales y el hombre.


Infertilidad en los suelos ya que contienen altos niveles de nutrientes que llegan a saturar el suelo y anular la eficacia de otros nutrientes.


Modificación de pH ácido debido al alto contenido de ácido sulfúrico y clorhídrico que afectan y llegan a desaparecer la microflora y microfauna en el suelo, esto tendrá afectaciones importantes en el desarrollo de las plantas.


Los fertilizantes con exceso en nitrógeno pueden generar un aumento en la población de microfauna del suelo está en exceso puede generar afectaciones.


Las plantas solo absorben los necesario, es decir que el exceso de los nutrientes sintéticos de los fertilizantes químicos no contribuirán al crecimiento de las plantas, sino que estos se filtraran en el suelo y se pueden desplazar con el agua dejando contaminación en arroyos, ríos, lagos embalses y océanos, e incluso llegar a los mantos freáticos.


El exceso en cloruro y sodio causa quemaduras en las plantas, puede lograr la muerte.

La fertilidad de los suelos, es indispensable para la producción agrícola. La actividad de la vida del suelo (microflora y microfauna) depende de la presencia de materia orgánica y naturalmente de factores tales como agua, aire, temperatura, pH, entre otros.


Los microorganismos del suelo transforman la materia orgánica en “humus” este después de complejos procesos que se llevan a cabo con ayuda de la micro flora y fauna llega al estado de “humus permanente” en el que las sustancias nutritivas se han mineralizado para ser de esta manera asimiladas por las raíces de las plantas.


La nutrición de las plantas a cargo de la aplicación de abonos como composta, vermicomposta, bocashi, estiércoles, te de estiércol, abono de frutas, violes resulta adecuado para tener suelos con micro fauna y micro flora y plantas nutridas.


La deficiencia