Generadores de violencia en Guanajuato (Segunda parte)

Miriam Zavala


Fue hasta el año 2000 que “la alternancia” se hizo posible con el arribo del panista Vicente Fox a la presidencia de México, y que seguiría la misma lógica de despojo y explotación neoliberal, marcada por Washington.


Es entonces cuando el estado de Guanajuato vuelve a recobrar importancia en el escenario político nacional, pues fue la de entidad guanajuatense la que vio nacer al empresario Vicente Fox y la que fungió como trampolín para su arribo a la presidencia del país. Fue en el año de 1991 que el exgerente de la Coca-Cola en la entidad, contendió para la gubernatura de Guanajuato y aunque fue vencido en las urnas por el candidato priista, tras alegar un supuesto fraude en la contienda electoral, se efectuaron negociaciones con la dirigencia del PRI que terminó por entregar el estado a las manos conservadoras, ambiciosas y de ultraderecha panistas, con la finalidad de parar una revuelta social[1] y aprovechando la ocasión para demostrar que en México supuestamente había democracia. Es falsa la idea de que en la entidad guanajuatense se derrotó electoralmente al PRI, fueron, como ya mencionamos, una serie de negociaciones lo que permitiría el ascenso del PAN, que se perpetuaría en el poder estatal desde 1991 hasta hoy.

En el inicio del nuevo milenio, los mexicanos depositaron su esperanza y confianza en el guanajuatense Vicente Fox, quien no tardó en decepcionar y traicionar a sus votantes una vez establecido en el poder, siguiendo el mismo régimen neoliberal en el que la impunidad, las riquezas amasadas al amparo del poder público, el compadrazgo y la corrupción siguieron siendo el pan de cada día y que en pocos años, desataría la violencia que hoy nos aqueja a todos. ¿Pero fue en verdad una traición lo que ocurrió? Desde que Vicente Fox “ganó” la gubernatura en Guanajuato, dejó claro cuál sería la línea a seguir y a la que se adhirieron consecuentemente todos los políticos panistas que ininterrumpidamente gobernarían Guanajuato por casi 25 años, incluso en la actualidad.

Fox dejaría claro en una entrevista[2], un año después de haber ganado la gubernatura, que su proyecto de nación incluía la privatización del petróleo[3], declaraba de la misma forma que las manos públicas son garantía de fracaso, de corrupción y de mala administración[4], a lo que se refería, era que el rumbo del país lo tenían que dirigir unos cuantos capitalistas (con el libre mercado) sin intervención del estado, más que para ejercer la fuerza pública en defensa de su propiedad privada y sus ganancias; hablaba de una “revolución” educativa, de cambiar la política económica y de abrirse a la modernidad[5]. Y fue precisamente lo que ocurrió en el estado, así como en el país.

Por eso sostenemos que Vicente Fox no traiciono a nadie, desde el inicio estuvo claro que era el representante ante México, de las grandes corporaciones extranjeras y nacionales que estaban interesadas en el plusvalor que se le podía exprimir a la clase trabajadora mexicana y en la explotación desmedida de los recursos naturales.

Como mencionamos anteriormente, nosotros sostenemos que la violencia es producto de los conflictos de clase que se fecundan en una sociedad donde unos cuantos tienen absolutamente todo, mientras que la inmensa mayoría no tiene nada; sin embargo, el PAN, sus dirigentes y sus militantes jamás han estado al lado de los desposeídos; lo podemos comprobar sencillamente revisando los principios básicos del Partido Acción Nacional, en ellos se repite constantemente “los valores personales”[6] (haciendo alusión al individualismo por encima de la colectividad) “aplicación del ejercicio de la autoridad” “defensa y promoción de la propiedad privada”, “libertad religiosa”[7]. [1] Becerril A. “El PAN en Guanajuato; negociación que evito estallidos” México, Excelsior. 2016 [2] CNI40. Vicente Fox: lo dicho [en linea]. 1996. [3] en el sexenio de Calderón, Petróleos Mexicanos (PEMEX) empresa estatal, tuvo ganancias hasta por 539 mil 300 millones de dólares, que eran invertidos en el gasto público. Esparza M. “Presupuestos castigados por la Reforma Energética” México. Contralínea, 2017 [4] Idem [5] Idem [6] Principios de doctrina de Doctrina del Partido acción nacional. [en linal], México, 2002. [7] Idem