top of page

Guanajuato fue el laboratorio de un ensayo golpista de la extrema derecha

Arturo Sánchez Jiménez La Jornada 13 de febrero 2023


Llama a posibles sucesores de AMLO a no caer en triunfalismos y tomar mucho más en serio estas cosas. Foto La Jornada


Auto-Lectura


Periódico La Jornada

lunes 13 de febrero de 2023 , p. 7


Las apariencias engañan, confirma el Canal 6 de Julio. En su nuevo documental, Las fachadas del golpismo, alerta sobre la acción de “falsas organizaciones civiles” financiadas por el gobierno de Estados Unidos, ex funcionarios públicos de gobiernos panistas convertidos en activistas y empresarios para, posiblemente, desestabilizar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y descarrilar a los aspirantes a continuar en 2024 el proyecto de la Cuarta Transformación.


PUBLICIDAD


“Queremos advertir y señalar un riesgo que tiene el proceso de la 4T”, dice en entrevista el director del Canal 6 de Julio, Carlos Mendoza Aupetit, quien ha encontrado reiterados rastros de que la extrema derecha tiene en marcha una estrategia para intentar dar un “golpe suave” –o golpe de Estado blando– en México en contra del gobierno del tabasqueño o de su sucesor.


En Las fachadas del golpismo, Mendoza Aupetit y su equipo profundizan la investigación que presentaron en su anterior documental, En nombre de la libertad. Cuarta Transformación y ultraderecha, de 2019, donde propusieron la tesisde la gestación de un posible golpe deEstado suave en México y de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés) como un subrepticio adversario del gobierno de López Obrador.


En esta nueva entrega sostienen que la estrategia del “golpe suave” sigue vigente y que “existen abundantes indicios de que, en agosto de 2022, Guanajuato, y en particular Irapuato, fue el laboratorio de un ensayo golpista auspiciado por gobiernos del PAN, empresarios, falsas organizaciones de la sociedad civil y expertos en operaciones encubiertas que difundieron una narrativa del caos en diversos medios con el fin de desestabilizar al gobierno de México y encender las alarmas intervencionistas en Washington”.


El documental se refiere a los sucesos del 9 de agosto pasado, cuando 24 tiendas Oxxo fueron incendiadas por presuntos delincuentes en la entidad gobernada por el panista Diego Sinhue Rodríguez, en acciones que fueron calificadas como de narcoterrorismo en distintos medios de comunicación. Las autoridades de Guanajuato atribuyeron las acciones al cártel Jalisco Nueva Generación, pero posteriormente informaron que ninguno de los detenidos por los hechos pertenecía a dicho grupo delictivo.


El trabajo de Mendoza y su equipo desgrana la forma en la que estos hechos fueron presentados en la televisión, la radio y la prensa. Se centra en que luego de los ataques, muchos medios entrevistaron a David Saucedo, desconocido hasta el momento e identificado como un “analista en seguridad”, quien habló de “una oleada narcoterrorista” con supuesta objetividad analítica, “pero ocultó que en realidad es un activista de Causa en Común, un grupo opositor de la 4T” que recibe financiamiento de la Usaid, de acuerdo con el realizador.



“Detrás de la fachada cordial y humanitaria de Usaid se esconden historias siniestras”, apunta el documental, que afirma que esta institución del gobierno estadunidense “apoya a falsas organizaciones de la sociedad civil en el continente”.


En México, según la investigación, Usaid, junto a los organismos estadunidenses Red Atlas y la Fundación Nacional para la Democracia, financia, además de a Causa Común, a organizaciones como Mexicanos contra la Corrupción, Artículo 19, México Evalúa y México Unido contra la Delincuencia, desde donde operan ex funcionarios panistas que mudaron de piel para presentarse como activistas.


El documental repasa los nombres de distintos integrantes de organizaciones que reciben recursos de Usaid y pone el foco en la carrera de la politóloga María Amparo Casar, ex jefa de asesores en 2004 de Santiago Creel, entonces secretario de Gobernación, copresidenta de Mexicanos contra la Corrupción desde su fundación en 2015 y presidenta ejecutiva de la organización desde 2020, cuando Claudio X. González anunció su separación de la institución.


“La ex funcionaria vestida de activista de la sociedad civil aportará su experiencia en golpes suaves y coordinará junto con su socio a las derechas política y social”, señala la investigación, que agrega que en el equipo de Casar en Mexicanos contra la Corrupción está “casualmente” Darío Ramírez, ex director de Artículo 19 y también ex funcionario de la Secretaría de Gobernación en tiempos del desafuero de López Obrador.


El trabajo de Canal 6 de Julio relata los hallazgos de la investigación de Mendoza Aupetit y su equipo respecto a la relación entre Casar, Causa en Común –organismo del que la politóloga es consejera y que es dirigido por José Antonio Polo Oteyza, a quien se identifica como ex coordinador de asesores de Genaro García Luna en la Secretaría de Seguridad Pública– y José Antonio Fernández Carbajal, integrante del Mexico Institute, un think tank (tanque de pensamiento) del Wilson Center, y propietario de las tiendas incendiadas en Guanajuato.


Para Mendoza, que se haya planteado que lo ocurrido en Guanajuato fue narcoterrorismo es parte de una campaña que busca “desprestigiar y desestabilizar al gobierno ante los ojos del mayor público posible”.


“Todo este montaje que nosotros percibimos que hubo ahí tuvo el objetivo de provocar una reacción en un gobierno vecino, el de Estados Unidos. Fue un ensayo para medir los alcances de aparentar que hay una sublevación del crimen organizado y un vacío de poder en México y pedir por la vía de los hechos al gobierno estadunidense que tome cartas en el asunto”, afirma el documentalista.


El mayor riesgo que observa Mendoza es que la derecha logre consumar un golpe, aunque afirma que no ve viable que esto suceda mientras López Obrador sea el presidente, pues tiene una gran popularidad y fuerza política. Pero el futuro no lo ve tan claro.


“Qué va a pasar cuando ya no haya un presidente tan fuerte, tan popular, y que, como todo parece indicar, siga Morena siendo un partido sin una base social organizada y movilizada. No creo que quien siga a López Obrador tenga la misma fuerza y el mismo respaldo que tiene él, y creo que ahí la derecha puede encontrar oportunidades”, asegura.


“Yo no compartiría el triunfalismo que hay en la 4T: están muy preocupados por quién va a darse la vuelta al ruedo en 2024 y se les puede aparecer el diablo, pueden tener un problema serio antes. Creo que se deben tomar mucho más en serio estas cosas”, concluye.

Comments


bottom of page