• Mexteki

La OTAN, El Congreso de Estados Unidos y las amenazas de retirarse de Trump



Voice of Revolution/USMLO


El 3 de abril, el secretario general Jens Stoltenberg se dirigió a una sesión conjunta del congreso de E.U. Es un honor usualmente reservado para determinados Jefes de Estado. Él tomo la palabra por invitación de los líderes tanto del Senado como de los diputados de la Casa de Representantes como parte de los esfuerzos de la mayoría del congreso para detener el financiamiento y bloquear el retiro de esa organización (28 republicanos y 26 demócratas no votaron).

A pesar de hacer el teatro para demostrar el apoyo a la OTAN por el ejecutivo durante la cumbre del 70 aniversario que se llevó a cabo en Washington DC el 3 y 4 de abril, Trump ha dejado clara la posibilidad de retirarse de la OTAN. Ese agudo conflicto entre el ejecutivo, el Congreso y los miembros de la OTAN reflejan el profundo conflicto al interior de los círculos dominantes de E.U. para determinar cómo controlar Europa, dominar Asia y mantener a raya a Rusia y China.

Las amenazas continuas de Trump.

Luego que el Congreso invitó a Stoltenberg a hablar, Trump lo invita a la Casa Blanca, donde se encontraron el 2 de abril. Ambos aprovecharon la oportunidad para decir que los miembros de la OTAN han respondido a las demandas de E.U. de que los Estados miembros pongan más fondos para la guerra. Sin embargo Trump también enfatizó que se necesita más dinero en la conferencia de prensa conjunta después de la reunión, antes de la reunión: “teníamos 7 de los 28 países al corriente en sus pagos, el resto de los países están tratando de ponerse al corriente y lo harán. Y algunos de ellos no tienen problema porque no han estado pagando y son muy ricos. Pero nosotros lo que buscamos es el 2% del total del PNB. A cierto punto creo que va a tener que alcanzar más de eso”. “Esto le da a él la justificación permanente para el retiro. Cuando los reporteros le preguntaron si E.U. se iba a retirar, no dijo que no sino que respondió: “Esta gente está pagando, y yo estoy muy feliz con el hecho de que ya están pagando”.

En una reunión previa de la OTAN y en varios discursos, Trump ha dicho que la alianza es obsoleta, que beneficia a Europa mucho más que a los E.U., y que a éste le toca soportar un peso financiero y militar “inequitativo”

En enero de éste año, por ejemplo, el New York Times reportó que “varias veces el Sr. Trump dijo en privado que quería retirarse de la Organización del Tratado del Atlántico del Norte”.

Algunas fuerzas al interior de los militares y de la administración considera que para E.U. sería mejor que asegurara su objetivo de dominación mundial, sin la OTAN y el compromiso de defender Europa sin las exigencias de la OTAN. Los E.U. tiene bases extensivas por todo Europa, incluyendo Alemania donde tiene 32,000 soldados. Tiene inmensas capacidades militares, en término de armas nucleares, bomberos, buques de guerra, drones, Fuerzas Especiales (que ahora alcanzan 80,000 soldados) etc, Entonces no necesita apoyarse en las capacidades militares de la OTAN. Sin la OTAN tiene toda la libertad de actuar unilateralmente sin limitarse por las cuestiones de países Europeos, como Alemania y Francia. Esto incluye comprometerse con el artículo 5 del tratado que lo obligue a defender cualquiera de los miembros en caso de ser atacados. Trump ha cuestionado tener que defender a los países más pequeños que forman parte de la OTAN, como Montenegro que dicen podría provocar una III Guerra Mundial. Y también la retirada permitiría alianzas potenciales con los países que Rusia y China aún controlan en Europa, así como tratados bilaterales más fuertes con países como Polonia y los de Europa del Este.

Las relaciones con Rusia son también un área de contención. En conferencia de prensa Trump dijo que él piensa que las relaciones con Rusia pueden ser positivas. “Creo que nos vamos a llevar bien con Rusia. Yo sí lo creo” Mientras que el Pentágono ha dicho que Rusia y China son el más grande peligro para los EU y hay que contenerlos a través de enfrentamientos y contención, como Trump indica, siguen siendo una fuente de conflictos.

Los miembros de la OTAN que en su mayoría son Europeos, comúnmente enfatizan que Rusia es su mayor amenaza, como mencionó Stoltenberg: “No queremos una nueva carrera armamentista” dijo: “No queremos otra guerra fría”. Pero tampoco debemos ser ingenuos. Dijo que la OTAN debe instalar bases de armas nucleares en tierra de Europa” pero “siempre va a dar los pasos necesarios para proporcionar disuasión creíble y efectiva," Agregó: “Necesitamos mantener una defensa creíble y la defensa de todos los países de la OTAN”, lo que necesariamente descansa en E.U. No dudo el dicho de Rusia que no está instalando bases de armas nucleares. Previamente los E.U. prometió que la OTAN no se va a extender en el Este para rodear a Rusia, lo que ya ha realizado. Y que E.U. puede instalar armas nucleares en sus bases aunque los miembros de la OTAN no estén de acuerdo.

Quienes favorecen la retirada de la OTAN tiene preponderancia dentro de la administración es evidente desde la renuncia del Secretario de Defensa General Jim

Mattis era un añejo simpatizante de Trump y sigue siendo muy respetado entre los militares. En su carta de renuncia, enfatiza: “Siempre he creído que nuestra fuerza como nación esta intricadamente ligado a la fuerza nuestro sistema de alianzas único y completo. Mientras E.U. permanece como la nación indispensable en el mundo libre, Mientras que E.U. sigue siendo la nación nosotros no podemos proteger nuestros intereses y servir ese rol efectivamente sin mantener alianzas fuertes y mostrando respeto a esos aliados”.

Se puede ver que los dirigentes sostienen en común el punto de vista que los E.U. deben dominar y es un país “indispensable”, pero la gran cuestión entre ellos es el cómo mantener dicho rol. El rechazo de Trump a determinar la retirada junto con la renuncia de Matris son indicadores que tal retirada de la OTAN sigue siendo una cuestión a determinar.

Acciones del Congreso

Parte del debate acerca de la retirada de E.U. de la OTAN incluye la cuestión de si el presidente puede actuar sin la autorización del Congreso. La constitución de E.U. requiere que el senado apoye tratados con una mayoría de dos tercios. Pero no habla abiertamente acerca del retirarse. Otros presidentes se han retirado de tratados, como Carter retirándose del Tratado de Defensa Mutua con Taiwán cuando E.U. reconocía a Cuba y a Bush retirándose del tratado ABM con Rusia. El caso de Carter, conocido como Golwater vs Carter terminó en la Suprema Corte que le dio la razón a Carter.

La gran mayoría del Congreso actual apoya a la OTAN. La reciente ley de los diputados de los estados es un esfuerzo de bloquear a Trump para que no se retire. “ha servido como un pilar para la paz internacional y la estabilidad, un componente crítico de la seguridad de E.U. y de disuasión contra los adversarios y tratados externos. Llamando a la OTAN como “una de las alianzas más exitosas en la historia” y la “base de la política exterior de E.U.”, la ley también sostiene: “Los Estados Unidos se comprometen al principio de la Organización de Tratado del Atlántico Norte de la defensa colectiva como está enumerado en el Artículo 5” todo acerca de esto está

dirigido a las amenazas de Trump. La ley también dice que el mandato del antecedente de Goldwater contra Carter no cuenta como “presente legal” y que es la disposición del Congreso que “el presidente no debe retirar a los EU de la OTAN”. Concluye que “no se autoriza ningún financiamiento que sea apropiado, obligado o gastado para retirar a EU del Tratado de Atlántico Norte.

La ley está actualmente en el Senado y se espera que sea aprobada, posiblemente con suficiente apoyo para contrarrestar un veto de Trump. En 2017, los republicanos de entonces controlaban el Senado y la Casa de representantes y pasaron una resolución reafirmando el compromiso de E.U. con el Artículo 5 del tratado.

Para tanto contrarrestar a Trump y reafirmar como reafirmar la defensa de Europa. Stoltenberg ganó aplausos por hacer notar que la OTAN se fundó para contrarrestar la agresión soviética y que aún se opone a la “agresiva e impredecible Rusia”, alegando”. La líder de la Casa de Representantes Nancy Pelosi, otra grande promotora de la interferencia rusa, tweeteó después del discurso de Stoltenberg’s: “Durante 70 años, las relaciones de América con nuestros aliados de la OTAN se han formado con la fundación de nuestros esfuerzos para hacer el mundo un lugar más seguro y pacífico. En éste aniversario histórico, queremos reafirmar el compromiso de hierro de América por que la OTAN logre una paz permanente.

El almirante de la armada de E.U., James G. Stavridi, quien fue un cercano aliado de la OTAN, comentó, “Dada las evidentes y frecuentes expresiones de escepticismo del presidente, es claro que el Congreso – en una base bipartisana – quiere poner todo su peso para apoyar a la OTAN. Agregó “Nosotros no vamos a encontrar un mejor grupo de aliados en el mundo que los europeos, y esta actitud menosprecia la importancia del Puente trans-Atlántico, que se ha fracturado últimamente”.

Stavridi también es uno de los muchos militares retirados del área de inteligencia. Oficiales del Estado y del departamento de defensa que han condenado públicamente la emergencia nacional de Trump en la frontera con México que abre la puerta al uso de militares tanto al interior de E.U. como contra México. Esas acciones muestran que los conflictos sobre la OTAN y sobre cómo mantener el control de E.U. están ligadas a la Guerra civil dentro del país, que amenaza volverse abiertamente violenta.

La Guerra imperialista en el exterior y la Guerra civil en el país están integralmente ligadas. La actual disfunción del Congreso, las luchas presupuestales que derivan en el cierre del gobierno, elecciones que no resuelven ninguna de esas batallas, todo contribuye a la intensificación de los conflictos entre las facciones gubernamentales que no tienen soluciones ni para los problemas en el país ni en el extranjero. Estas acciones sobre la OTAN las realiza el Congreso, en parte para recuperar su autoridad. Pero es muy poco probable que puedan bloquear la continuidad de la usurpación del poder por parte del ejecutivo. El imperio de la ley en el extranjero y en el interior ya no es reconocido por la oficina de los presidentes, algo que ya ocurría antes de Trump quien ahora está consolidando un gobierno con poderes policiacos. Son las acciones del presidente que están determinando si E.U. se retira o no de la OTAN, pero tal acción podría muy bien disparar la verdadera guerra civil que los líderes están tratando de evadir. * * * *


Suscríbete a nuestro boletín

Este espacio fue creado para la libre expresión y publicación de artículos de diversos autores quienes son responsables de los mismos. ExpressArte Internacional y/o Expre Interna y sus representados no se responsabilizan por las opiniones vertidas y/o publicaciones desde la creación de su página, cuenta o portal de Facebook, estas son responsabilidad de quién las escribe exclusivamente, no de quién las publica.

  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com