¡Las AFORE han fracasado!

Héctor Torres González

Promotora para la Suspensión de la Deuda Pública.

Urge revertir la privatización de las pensiones impuestas por el neoliberalismo La mitad de los ahorros de los trabajadores está invertida en deuda pública y se debe auditar.

El sistema de pensiones privado, que impuso el neoliberalismo en México en 1997 a los trabajadores del Apartado A de la Ley Federal del Trabajo y, en 2007, a los trabajadores del Apartado B, ha fracasado rotundamente. A nivel mundial también este sistema de pensiones privado de cuentas individuales ha fracasado en beneficiar a los trabajadores: de 30 países que privatizaron sus pensiones durante 1981 y 2014, para 2018 las revirtieron 18 países que volvieron al sistema anterior.


El fracaso de las AFORE (Administradoras de Fondos para el Retiro) en México es evidente por las siguientes razones que obligan a volver al sistema de pensiones público, pero con plena participación de los trabajadores en su conducción, pues es dinero de los trabajadores.

1.- Las pensiones son extremadamente bajas. La mayoría de los trabajadores que cumpla el requisito de semanas cotizadas sólo va a recibir la llamada pensión mínima que no cubre las necesidades más elementales.

2.- La última reforma a las AFORE disminuye a 500 las semanas cotizadas para tener derecho a la pensión porque el grueso de trabajadores que se retiren no podía cubrir las 1250 semanas fijadas desde el principio y por tanto no podrían recibir pensión.

3.- Una pensión más o menos decorosa solo la va a recibir un reducido número de trabajadores, porque más de la mitad de los trabajadores mexicanos ganan hasta dos salarios mínimos.

4.- El crecimiento desbocado del sector informal demuestra la incapacidad del sistema económico y social prevaleciente de brindar empleos formales, y ello genera que la mitad de los trabajadores mexicanos carezcan de derecho a la seguridad social, a la vivienda; y al no poder cotizar se quedan fuera del derecho a una pensión.

5.- Al no poder brindar pensiones dignas el sistema de las AFORE, el gobierno tiene que conceder una ayuda económica reducida a los adultos mayores, la cual no puede catalogarse como una pensión. El hecho de que el gobierno, con fondos públicos, complete la pensión mínima muestra que el sistema de las AFORE es incapaz de garantizar el pago de pensiones.

6.- Los que sí han ganado con las AFORE son las empresas privadas administradoras de los ahorros de los trabajadores que a su vez pertenecen a los grandes bancos y fondos de inversión nacionales y trasnacionales. Los más ricos de México tienen su AFORE (Slim con INBURSA, Salinas con AFORE Azteca, Bailleres con AFORE Profuturo, Coopel, Bancomer, ¡Las AFORE han fracasado! Urge revertir la privatización de las pensiones impuestas por el neoliberalismo

La mitad de los ahorros de los trabajadores está invertida en deuda pública y se debe auditar. No obstante que se han reducido las comisiones, el monto de utilidades crece, porque las comisiones se aplican a mayores recursos financieros de los trabajadores. Actualmente los ahorros de los trabajadores administrados por las AFORE suman casi 5 billones de pesos que equivalen al 20% del PIB y al 40% de la deuda pública total. De 2000 a 2020 los ingresos reales por comisiones han aumentado no obstante que las tasas de comisiones se reducen. Incluso en 2020 con la pandemia y la peor crisis capitalista mundial y nacional los ingresos por comisiones fueron las más altas en la historia de las AFORES. Ver gráfica. De 2000 a marzo de 2021 las AFORE han ganado por comisiones 629 mil millones de pesos. Y esto significa que el 13% del total de los ahorros (sin contar intereses) de los trabajadores pasaron a manos de empresarios dueños de las AFORE.

En 2020, en el peor año por la pandemia y la crisis y en donde hubo despidos y cierre de empresas, las AFORE aumentaron sus ganancias en términos reales y fueron las más altas en toda su historia…

A causa de la crisis capitalista y la pandemia y ante la falta de un seguro de desempleo los trabajadores fueron obligados a retirar parte de sus ahorros en las AFORE por un monto de 20 mil millones de pesos en 2020, cuando en 2019 esos retiros parciales fueron de 12 mil millones de pesos. Así las crisis económicas y los riesgos financieros no solo reducen los rendimientos, sino que reducen también los ahorros de los trabajadores al realizar retiros parciales para defenderse del desempleo provocado por la inestabilidad e inseguridad económica. En 2020, 59 mil millones de pesos (39 mil millones de pesos de ganancias de las AFORE y los retiros por 20 mil millones) mermaron los ahorros de los trabajadores y a futuro sus pensiones.

7.- Los rendimientos de las AFORE dependen de la evolución de la economía, de los vaivenes y fluctuaciones financieras. En este siglo ya hemos tenido dos grandes crisis económicas internacionales capitalistas, la de 2008 y la actual de 2020 que han afectado el rendimiento de los ahorros de los trabajadores. En los primeros 6 meses de 2021 hubo reducciones de los fondos de los trabajadores en tres meses (febrero, marzo y junio). Ver gráfica.

Por la incertidumbre y riesgos de la economía capitalista, en tres meses de los primeros seis de 2021, los ahorros de los trabajadores sufrieron reducciones y por consiguiente baja de rendimientos….

8.- La mitad de los ahorros de los trabajadores manejados por las AFORE se destinan para comprar deuda pública interna y se invierten en bonos del gobierno, principalmente en CETES. El resto de estos ahorros de los trabajadores se invierten en acciones de la Bolsa de Valores, en Pemex y CFE, y en el exterior. Las decisiones de inversión las manejan las administradoras privadas y no por los trabajadores.

9.- En el anterior sistema público de pensiones prevalecía el tripartismo (gobierno, empresas y sindicatos), pero con las AFORE son las empresas privadas las que deciden dónde invertir y a fin de cuentas son las beneficiarias, junto con las empresas de seguros. Con las AFORE los trabajadores y sus sindicatos no juegan ningún papel, cuando son los trabajadores los verdaderos dueños de los fondos.

10.- Los ahorros de los trabajadores administrados por las AFORE participan con el 19% del total de activos del sistema financiero mexicano. Los bancos manejan el 50%, los fondos de inversión el 13%, la banca de desarrollo el 11% y las aseguradoras el 6%. Son cuantiosos los recursos financieros de los trabajadores, pero su papel en el crecimiento de la economía es limitado y no se traduce como una fuerza que potencie la inversión productiva. El papel de las AFORE en la economía mexicana no se distingue de impulsar un crecimiento económico justo, suficiente y sustentable y generador de empleos.

El 25% de la deuda en valores de gobierno pertenece a los trabajadores. Los fondos de los trabajadores invertidos en deuda pública interna no se deben tocar ante la suspensión del pago del servicio de la deuda pública. Pero, si se debe auditar el destino de esos recursos financieros que el gobierno ha adquirido y averiguar en donde se han invertido, así como sus resultados.

https://nomasdeudapublica.org

Promotora Nacional por la Suspensión del Pago de la Deuda Pública – Por el bien de todas y todos: suspensión del pago de la deuda pública !Ya! Por que frente a la crisis económica mundial y nacional y el abrupto frenón de la economía provocado por la pandemia de COVID-19 -la cual está lejos de concluir- es indispensable contar con cuantiosos recursos económicos, que hoy se van en el pago del servicio de la deuda pública, para enfrentar las necesidades básicas de las familias mexicanas, la pérdida masiva de empleos y cierre de ... nomasdeudapublica.org