top of page

Los palestinos discuten sobre el gobierno nacional y abordan las negociaciones de alto el fuego


TML Monthly núm 16. 5 de Marzo 2024

Del 29 de febrero al 1 de marzo, las fuerzas políticas palestinas celebraron reuniones en Moscú con el objetivo de alcanzar una "unidad nacional integral".


Después de la reunión, el jefe adjunto de la oficina política de Hamás, Mousa Abu Marzuk, dijo a una agencia de noticias rusa que "no hay diferencias entre ella y otras facciones palestinas que no puedan ser superadas para formar un gobierno de unidad". Cualquier diferencia, dijo, "es superable y esperamos poder superar todas las dificultades. El principal problema es la injerencia externa de Estados Unidos e Israel en los asuntos palestinos, y todos los objetivos inalcanzables en nuestras negociaciones se deben precisamente a esta interferencia".


Las fuerzas políticas palestinas acordaron continuar las negociaciones, y agregaron que la próxima reunión probablemente también tendrá lugar en Moscú y se centrará en "el mecanismo para establecer el gobierno y sus responsabilidades". "Vamos a tener una continuación de estas negociaciones para establecer un gobierno nacional y ya tratar el resto de los problemas que necesitan atención y discusión. Por lo tanto, la creación de un gobierno se discutirá en la próxima reunión", dijo Marzouk.

En la reunión estuvieron presentes el movimiento Hamás, la Yihad Islámica en Palestina, el movimiento Fatah de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), el Comando General del FPLP, el Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) y la organización Al-Saiqa, entre otros.


Las organizaciones de resistencia palestina emitieron una declaración conjunta el 1 de marzo. "Las facciones palestinas reunidas en la ciudad de Moscú expresan su agradecimiento y aprecio a los líderes rusos por acoger sus reuniones y por su posición en apoyo de la causa palestina", dice el comunicado.


"Afirman, a la luz de la criminal agresión sionista contra nuestro pueblo, el espíritu positivo y constructivo que prevaleció en la reunión, y acordaron que sus reuniones continuarán en rondas", continuó el comunicado conjunto, y agregó que las próximas reuniones se celebrarán pronto.


En la declaración se pedía que se frustraran los intentos israelíes de desplazar a los palestinos, ya sea en la Franja de Gaza, en la Cisjordania ocupada o en la ciudad santa de Jerusalén. También pidió que se hiciera hincapié en la ilegalidad de la expansión de los asentamientos. Las facciones pidieron esfuerzos para levantar el asedio a Gaza y poner fin a la ocupación de Cisjordania.


También defendieron el objetivo de obligar a Israel "a retirarse de la Franja de Gaza y evitar los intentos de establecer su ocupación o control sobre cualquier parte de la Franja de Gaza con el pretexto de zonas de amortiguamiento", como se pedía en el plan recientemente presentado por el primer ministro israelí para una Gaza de posguerra.


La declaración rechaza completamente "cualquier intento de separar la Franja de Gaza de Cisjordania, incluida Jerusalén, como parte de los esfuerzos para robar al pueblo palestino su derecho a la autodeterminación".



Osama Hamdan, alto funcionario de Hamás, habló recientemente sobre las conversaciones que se están llevando a cabo para lograr un alto el fuego y superar las obstrucciones de Israel. El Centro de Información Palestino informa que, según Hamás, Israel está obstruyendo las conversaciones para un alto el fuego y el intercambio de prisioneros porque su interés es sólo el intercambio de prisioneros, nada más.


Hamdan dijo que Israel solo quiere intercambiar prisioneros, mientras que la resistencia exige el fin de la agresión a Gaza de una vez por todas y la retirada israelí de Gaza, además de permitir la entrada de ayuda, el inicio de la reconstrucción y el regreso de los desplazados a sus hogares. Hamdan enfatizó que cualquier acuerdo de intercambio de prisioneros debe realizarse en este contexto. Explicó el 1 de marzo que no habrá un intercambio detallado de información sobre el intercambio de prisioneros hasta que se alcance un marco general de un acuerdo que satisfaga las demandas del movimiento de resistencia. Hasta ahora, los israelíes siguen obstruyendo el proceso de negociación y tratando de ganar más tiempo, y su filosofía a lo largo de este camino es asegurar la continuación de la agresión contra la Franja de Gaza, dijo Hamdan. El líder de Hamas también dijo que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no es un mediador, sino un socio en la agresión. Pudo haber apostado a los israelíes para eliminar la resistencia, pero fracasó, dijo Hamdan.



Ismail Haniyeh, al frente de la oficina política de Hamás, habló el 28 de febrero desde Beirut. Haniyeh subrayó que "la ocupación y su socio, los Estados Unidos de América, no podrán obtener a través de maquinaciones políticas lo que no obtuvieron en la lucha". Agregó que "cualquier flexibilidad que mostremos en las negociaciones es por preocupación por la sangre de nuestro pueblo".


"Después de 146 días de guerra, la ocupación continúa practicando los crímenes más horribles conocidos por la humanidad, incluidos asesinatos, exterminios, desplazamientos y ejecuciones en el campo", dijo. Llamó al ejército israelí "uno de los ejércitos más viles que la humanidad haya conocido en su historia".


Al tiempo que instaba al Eje de la Resistencia a intensificar los ataques en apoyo de Gaza, Haniyeh pidió al mundo, y en particular a los líderes árabes, que "se enfrenten a este enemigo y frenen su agresión para disuadirlo de invadir Rafah". También pidió a los palestinos y a los árabes en general que "rompan el asedio de Al-Aqsa desde el primer día del bendito mes del Ramadán". Este año el Ramadán tiene lugar del 10 de marzo al 9 de abril.


"La ocupación cree ilusoriamente que puede [reducir la inundación de Al-Aqsa] a través de medidas contra la mezquita de Al-Aqsa. Lo mínimo que aceptamos en la mezquita de Al-Aqsa y en los lugares sagrados es el statu quo de acuerdo con el derecho internacional".


La oficina del primer ministro Benjamin Netanyahu ya ha anunciado que su gobierno "impondrá restricciones" a los fieles musulmanes que intenten acceder a la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén Este ocupado. Según informes de los medios hebreos, Netanyahu accedió a las demandas del ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, "que quiere limitar la entrada de los musulmanes palestinos de la Cisjordania ocupada, así como de los que tienen ciudadanía israelí en los territorios ocupados en 1948, durante el Ramadán". Los informes dicen que las restricciones se basarán en criterios de edad y se determinarán más adelante.


El 27 de febrero, el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, dijo: "El objetivo principal de Hamás es utilizar el Ramadán, con énfasis en [la mezquita de Al-Aqsa] y Jerusalén, y convertirlo en la segunda fase de su plan que comenzó el 7 de octubre".


Benny Gantz, miembro del gabinete de guerra, también advirtió que si los cautivos israelíes detenidos en Gaza no son liberados antes del inicio del Ramadán, Israel ampliará su ataque en la Franja de Gaza. La limitación del acceso a la mezquita de Al-Aqsa se produjo cuando Netanyahu dijo que seguiría adelante con una operación terrestre en Rafah independientemente de cualquier acuerdo de alto el fuego.


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en un comunicado rechazado por funcionarios israelíes, qataríes y palestinos, dijo que "espera" que se alcance un acuerdo de alto el fuego antes del inicio del Ramadán.


(Noticias de Al-Mayadeen)


Comments


bottom of page