top of page

Los trabajadores pierden ahorros en las AFORES

Héctor Torres González

Julio de 2022


Se esfuman 275,552 millones de pesos en el I semestre de 2022 Los trabajadores afiliados al IMSS pierden 255,497 millones de pesos y los trabajadores inscritos en el ISSSTE pierden 18,621 millones de pesos.

Los ahorros de los trabajadores que administran las AFORES se han reducido, en el primer semestre de 2022, de manera drástica como nunca había ocurrido antes. Los directivos de las AFORES y de la CONSAR (Comisión Nacional del Sistema del Ahorro para el Retiro) dicen que eso es normal, que son minusvalías y que a largo plazo van a desaparecer y que no es motivo de preocupación. Sin embargo, cuando hay las llamadas plusvalías afirman que el sistema de las AFORES da rendimientos y es benéfico para los trabajadores.



Hay una enorme caída en el ahorro de los trabajadores administrados por las AFORES, pero las Afores no pierden y en cambio obtienen de utilidades después de impuestos la suma de 1,410 millones de pesos y pagan de impuestos al gobierno otros 539 millones de pesos. El negocio de las Afores es tal que siempre obtienen utilidades ya sea que suban o bajen los ahorros de los trabajadores que administran o que existan minusvalías o plusvalías.

La caída del ahorro de los trabajadores es preocupante porque alcanza niveles no vistos antes, debido a que las tasas de interés siguen en aumento, así como la inflación y porque la economía no muestra signos de recuperación importante. Los ahorros de los trabajadores en las Afores dependen de los resultados financieros de las empresas que cotizan en la Bolsa de Valores. Un panorama económico incierto del capitalismo afecta directamente a los fondos de ahorro para el retiro de los trabajadores. Las Afores son el principal inversionista institucional en México. Después de los bancos que representan el 50% del total de recursos del sistema financiero mexicano, las Afores representan el 19%, le siguen los Fondos de Inversión con el 13% y la banca de desarrollo con el 11%. Los bancos ganaron, de enero a mayo de 2022, 91 mil millones de pesos después de pagar impuestos, y sin embargo los ahorros de los trabajadores pierden.

La economía según el Banco de México no va a crecer de manera suficiente, se va a mantener deprimida y ello va a afectar más a los ahorros de los trabajadores, reduciéndolos.

En este sexenio los montos de retiro por desempleo que solicitan los trabajadores afiliados al IMSS han crecido: en 2018 fueron 9,493 mil millones de pesos, en 2019 suben a 12,031 millones de pesos, en 2020 por la pandemia se disparan a 20,060, en 2021 suben a 22,042 y en el primer semestre suman 10,783 millones de pesos. Y el número de trabajadores que pidieron retiros por desempleo fue así: en 2018 eran 1.2 millones, en 2019 son 1.4 millones, en 2020 aumentan a 1.9 millones, en 2021 casi 2 millones y en los primeros seis meses de 2022 son 934 mil trabajadores.

Esto significa que los ahorros para el retiro son utilizados por los trabajadores como fondos para el desempleo porque o bien perdieron su empleo o sus salarios son tan bajos que se ven obligados a recurrir a esa medida de utilizar sus ahorros para el desempleo. Los salarios contractuales han perdido poder de compra en 2021 y 2022. Y esto a la larga también repercute en menores pensiones.

Según la CONSAR los ahorros de los trabajadores, que suman en junio de 2022, 4 billones 815 mil millones de pesos, están invertidos así:


El 51% de los ahorros de los trabajadores están invertidos en valores del gobierno o en deuda gubernamental o en capital estatal y el resto, el 49% se invierte financiando al capital privado.

Las AFORES fueron diseñadas para financiar al gobierno y a las empresas, en suma, para financiar a la economía nacional. Si la economía capitalista marcha mal, los ahorros de los trabajadores también tendrán el mismo resultado.

En 2020 se efectuaron reformas a las Afores para supuestamente beneficiar a los trabajadores: se aumentan gradualmente las aportaciones patronales, se reducen las semanas cotizadas y se reducen las comisiones cobradas. Pero se mantiene el mismo sistema privatizado de pensiones y con la mayor incertidumbre económica propia del capitalismo los ahorros de los trabajadores siguen la misma línea de inseguridad y de futuro incierto.

Desprivatizar el sistema de pensiones sigue siendo la solución para garantizar pensiones dignas, así como el cambiar el modelo económico neoliberal por un nuevo que se base en el fortalecimiento de la economía pública y de la economía social y comunitaria. Urge también auditar las inversiones públicas y privadas que financian los ahorros de los trabajadores para saber porque no reditúan en el bienestar de México.

Promotora Nacional por la Suspensión del Pago de la Deuda Pública

Nomasdeudapublica.org

Comments


bottom of page