MELCHOR OCAMPO

Valentina Galeana

José Telésforo Juan Nepomuceno Melchor Ocampo, murió el 3 de junio de 1861, nació en Michoacán el 5 de enero de 1814, se destacó como político defensor de las causas liberales, trabajo de la mano con Benito Juárez, participó directamente en la elaboración de las leyes de reforma, fue así mismo miembro del consejo constituyente en donde formó parte de la comisión redactora de la constitución de 1857, debido a su apoyo incondicional al liberalismo, Melchor Ocampo estudió derecho en la Universidad de la Ciudad de México se dedicó también al estudio de la botánica, la química y las ciencias naturales, viajó a Europa en 1840, a su regreso inició su carrera política elegido por el Estado de Michoacán para el congreso constituyente de 1842.


Fue nombrado gobernador de Michoacán en 1846 y desde la gubernatura se reveló en contra del tratado de Guadalupe – Hidalgo por el que se cedía a los Estados unidos los territorios de Texas, Nuevo México, Alta California y parte de Tamaulipas , desterrado por Santa Anna en Nuevo Orleans conoció a Benito Juárez y a otros valientes patriotas, como son Ponciano Arriaga, José María Mata, Manuel Cepeda Peraza, y con ellos se formó una familia de patriotas en el destierro que buscando derrotar la dictadura de Santa Anna seguían atentamente los avatares de la vida en México y aprendían los unos de los otros en particular de Melchor Ocampo.

Sabían que Juan Álvarez se organizaba en Guerrero asumiendo la dirección ideológica del movimiento, formularon un plan político y mandaron un correo a Acapulco pagando los costos del mensajero, Álvarez acogió favorablemente las ideas de los desterrados y las incorporó a su ideario, los patriotas sufrieron carencias y enfermedades todos vivían muy modestamente, trabajaban y sólo les dejaba para sobrevivir.

Ocampo trabajaba de ollero en la calle sin embargo su ánimo no decaía en las noches estudiaban sobre todo derecho constitucional con la asesoría de Melchor Ocampo, Santa Anna trató de neutralizar a los patriotas ofreciéndoles amnistía, sin éxito más que con un liberal de apellido Sandoval de quien Juárez escribió: “¡pobre hombre, que ha tenido el talento de cambiar su ser de hombre por el de un despreciable reptil, a quien todos debemos escupir” tiempo después cambia la correlación de fuerzas cae el dictador de Santa Anna todos estos valientes patriotas regresan a México.

Ocampo fue nombrado ministro de guerra sin embargo la actitud de Comonfort siempre fue muy conciliador y temeroso de afectar los privilegios de la iglesia, esto indignó a Melchor Ocampo renunciando a su cargo, Prieto y Juárez se vieron tentados a renunciar pero Juárez quería aprovechar para emprender algunas de las reformas que eran tan necesarias, la situación era muy complicada y los cambios se daban con dificultad, Juan Álvarez gran patriota pero sin experiencia política le pide a Ignacio Comonfort organizar al gobierno y aceptó con gran agrado la colaboración de los liberales de ideas más avanzadas, nombró a Melchor Ocampo ministro de gobernación a Guillermo Prieto ministro de hacienda y a Juárez le dio el ministerio de justicia e instrucción pública.

Melchor Ocampo que también quería excluir al clero y a los militares del congreso constituyente pronto chocó con Comonfort de carácter rígido e inflexible optó por la renuncia, Juárez por su parte siempre apegado a los principios, pero de espíritu práctico vio la oportunidad de avanzar con el triunfo de la revolución de Ayutla le daba la oportunidad de dar pasos a favor de la reforma. Se redacta la primera ley de reforma y se elimina al fuero eclesiástico en el ramo civil, también a los militares se les quitó el fuero extendió todos los tribunales especiales publicando su ley de sobre administración de justicia, se le conoció como la ley Juárez que fue la chispa que incendió la revolución de reformas y terminó con acabar con el viejo sistema.

Fue una de las figuras clave en las Leyes de Reforma, en el año 1861 le comunicó a Juárez su deseo de retirarse a su hacienda de nombre Pomaca recibió un aviso de que sería aprehendido por los conservadores, quienes lo acusaban de traición a la patria por la firma del tratado McLane Ocampo, pero no huyó confiado que podría demostrar su inocencia pues dicho tratado sólo ratificaba el de Gadsden o de la Mesilla, firmado por Estados Unidos el 30 de diciembre de 1853 por Santa Anna, en el cual, se venden más de cien mil kilómetros cuadrados, libre tránsito de buques norteamericanos por el Istmo de Tehuantepec.

Sin embargo, el 3 de junio del mismo año fue brutalmente asesinado por las fuerzas de Leonardo Márquez, sin formación de causa en la hacienda Jaltengo, cerca de Tepeji del Río su cuerpo fue rescatado y trasladado con grandes honores a la Ciudad de México, donde descansan sus restos, excepto el corazón que está en el colegio de San Nicolás, en Morelia.