MIGUEL HIDALGO Y COSTILLA

Pablo Moctezuma Barragán

En honor a Miguel Hidalgo que este viernes 30 de julio cumple 210 años de su muerte defendiendo la Independencia. El próximo domingo primero de agosto vamos a la consulta votemos SI al juicio de los 5 ex presidentes que traicionaron la soberanía en México,

Miguel Hidalgo siempre se ligó a los indígenas, hablaba náhuatl, purépecha y hñahñu u otomí, durante décadas desarrolló proyectos productivos, buscaba la soberanía económica y la sustentabilidad, desarrolló en las comunidades, ramos agrícolas e industriales talleres textiles, alfarería, curtidurías de pieles, criaderos de abejas, ladrilleras, fábricas de loza, cultivó viñas, moras y lino. Ya en el movimiento insurgente les devolvía a los pueblos indígenas la tierra que les habían arrebatado los españoles. Fomentó arte, cultura y en sus tertulias la idea de la independencia, trabajó décadas para tal propósito y cuando se lanzó a la lucha lo siguieron pueblos enteros. Su acción fue largamente preparada.

A Hidalgo se le ha calumniado. ¿Qué porqué no tomó la capital? Veamos. Tras la victoria en el Monte de las Cruces no tomó la ciudad de México porque aún no daba a conocer su programa de lucha, por la Independencia y contra los monopolios, hasta ese momento se les pintaba como una turba de malvivientes saqueadores y no se conocían sus ideales. No había abolido la esclavitud, ni derogado de los tributos y las alcabalas lo que hizo después en Guadalajara el 6 de diciembre de 1810, sitio donde contó con una imprenta para dar a conocer el ideario de la rebelión y el 20 de diciembre comenzó a publicar "El despertador Americano". Él fue el primero en América continental en abolir la esclavitud, 55 años antes que en Estados Unidos que se había independizado en 1776.

Además, en la cruenta batalla del Monte de las Cruces se disgregó la mitad de su ejército, se quedó sin municiones y en la capital el virrey estaba preparado para resistir, mientras que Calleja ya había salido de San Luis Potosí para combatirlo por la espalda. El ejército insurgente hubiese quedado entre dos fuegos, además en la capital no hubo una rebelión popular como en el Bajío e Hidalgo lo que promovía era un levantamiento nacional y había enviados suyos en todo el territorio para organizar una rebelión general. Es falso el cuento de que Hidalgo y los insurgentes tenían la capital en sus manos y se retiraron sin motivo.

Cuando fue hecho prisionero nunca se arrepintió, se le fusiló y más de un mes después que Allende, Aldama y Mariano Jiménez e insistían en que se retractara. Al no lograrlo inventaron una carta supuestamente firmada el 18 de mayo -cuando por cierto su proceso estaba cerrado- muy ajena a él en forma y fondo, además el documento falso se presentó hasta octubre de 1812 un año después de su muerte. Nunca se enseñó el original ni copia certificada y no olvidemos que en julio, Hidalgo antes de morir ratificó su justificación para rebelarse. Luego Igualmente calumniaron a Morelos con un supuesto arrepentimiento. A estos patriotas, luego de matarlos los virreyes buscaban desprestigiarlos.

Antes de morir, saliendo de su celda, pidió regresar por unos dulces para repartir a los soldados que lo iban a ejecutar. Dieron la orden de fuego, una, dos, tres veces, no lo hirieron de muerte, Aquellos soldados no querían matarlo. Tras tres descargas fallidas el teniente Pedro Almendariz tuvo que acercarse a darle un tiro en la cabeza.

Sus horas finales las dedicó a escribir a sus carceleros Melchor Guaspe y el cabo Ortega en la pared con carbón dos poemas que dicen así:

Ortega, tu crianza fina,

tu índole y estilo amable

siempre te harán apreciable

aun con gente peregrina

Tiene protección divina

la piedad que has ejercido

con un pobre desvalido

que mañana va a morir

y no puede retribuir

ningún favor recibido.

Melchor, tu buen corazón,

ha aunado con pericia

lo que pide la justicia

y exige la compasión;

Das consuelo al desvalido

en cuanto te es permitido,

partes el postre con él

y agradecido Miguel

te da las gracias rendido.

Hidalgo fue grande. Él luchó contra el colonialismo, a nosotros nos toca combatir el neocolonialismo y lograr la plena soberanía. En su memoria vamos a votar el 1º de agosto por el juicio a los expresidentes.