top of page
  • Foto del escritorMexteki

NO a la megapresa de jales de Buenavista del Cobre

Comités de Cuenca Rio Sonora. 10 de mayo 2023


En el 2014 ocurrió un derrame de desechos tóxicos en el Arroyo Tinajas que afectó a más de 22,000 personas y tuvo una repercusión ambiental incalculable. Además de que la empresa responsable de este desastre; Grupo México, no ha reparado los daños de esta tragedia ambiental a más de 8 años.

Sin embargo, Grupo México se atrevió a hacer otra megapresa de jales (residuos tóxicos de la minería) en el Río Sonora mucho más grande que aquella que falló en el 2014 y sin la consulta que tienen por derecho las y los pobladores que viven cerca de estos megaproyectos, como nuestro poblado de Bacanuchi. ¡Además, la empresa ha operado por más de una década sin Plan de Manejo de Residuos minero metalúrgico!

Es por eso que decidimos alzar la voz ante esta violación a nuestros derechos y desde ese entonces empezamos una lucha jurídica contra el proyecto de Grupo México.

En 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) nos otorgó un amparo a las y los pobladores de Bacanuchi para que pudiéramos participar en temas medioambientales respecto a las medidas que deben adoptarse para evitar una nueva tragedia. Dentro del cumplimiento de la sentencia por la SCJN, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) impuso medidas a Grupo México sobre este proyecto; pero Grupo México calificó de exageradas las medidas y decidió demandar a la SEMARNAT fuera del amparo, en una vía administrativa.


Al día de hoy, nos encontramos ante una magistrada del tribunal administrativo que validó la exigencia de Grupo México hacía la SEMARNAT; con lo que Grupo México ya no tiene que cumplir con las medidas a las que se les obligaba, justificando que representaría una pérdida económica enorme para la empresa. ¿Acaso nosotros no perdemos nuestros derechos, nuestras tierras y nuestra agua?

Desde el inicio, la correcta construcción y operación de la megapresa se encuentran en duda, más si se tiene en cuenta el historial de desastres de Grupo México. Si la presa colapsa, los resultados serían aún más catastróficos que el desastre ocurrido en 2014, ya que podría arrasar con todo lo que encuentre a su paso, incluyendo pueblos y ciudades cercanas. Nosotras y nosotros, la población de Bacanuchi, buscamos proteger nuestra salud, proteger nuestro medio ambiente y proteger nuestros derechos.

Por esta razón, les pedimos que firmen y compartan esta petición para que Grupo México acate las indicaciones dadas por SEMARNAT y tome medidas inmediatas para garantizar la seguridad de las comunidades locales, así como el cese del juicio. Todas y todos tenemos derecho a un medio ambiente sano y seguro, y es responsabilidad de las empresas asegurar que sus operaciones no pongan en peligro la vida de las personas y el planeta.

Comments


bottom of page