top of page

¡No al uso de la fuerza para resolver conflictos internacionales!

Voz de la Revolución. 14 de febrero de 2022

Estados Unidos y sus aliados aumentan los envíos de armas letales a Ucrania.

Estados Unidos y algunos de sus aliados han estado aumentando los envíos de letales a Ucrania para alimentar la crisis dentro de ese país y provocar un conflicto con Rusia. El aumento de los envíos de armas tuvo lugar cuando el Secretario de Estado de EEUU Blinken estuvo en Ginebra el 21 de enero, supuestamente para discutir la reducción de la crisis de Ucrania con el ministro extranjero ruso, Sergei Lavrov.


La administración Biden entregó cinco helicópteros de transporte Mi-17 de fabricación rusa, que ya estaban en Ucrania para su mantenimiento, al gobierno ucraniano.

Estados Unidos ya ha comenzado la transferencia de unos 200 millones de dólares en municiones y otros equipos militares a Ucrania. Esto incluye la entrega de diez envíos de cientos de toneladas de armas letales, incluidos cientos de misiles antitanque Javelin disparados desde el hombro de Lockheed Martin, lanzadores y otros suministros.

Otros 500 millones de dólares en armas letales y spyware están en proceso. También se aprobó la transferencia de artículos militares de fabricación estadounidense de Estonia, Lituania y Letonia a Ucrania. Incluidos en los envíos de armas están los sistemas de reconocimiento de artillería, inteligencia de señales, sistemas de guerra electrónica y drones, un envío de sistemas de misiles antitanque de Gran Bretaña, así como contra artilleros, municiones y patrulleras. Todo este armamento letal en manos de las fuerzas armadas ucranianas, y en particular de las milicias neonazis como el Batallón Azov y otros, es para cometer una agresión contra los propios ciudadanos de Ucrania y ahogar el conflicto civil ucraniano en sangre, en lugar de resolver los problemas poniendo los intereses del pueblo por una solución pacífica en el centro de las preocupaciones. Es para avivar las divisiones entre los ucranianos, apuntando a los ciudadanos de origen étnico ruso en las regiones de Donetsk y Lugansk que limitan con Rusia. También es para arrastrar a Ucrania a las provocaciones y agresiones contra Rusia por parte de Estados Unidos.

Es notorio que, entre otros aliados de EE. UU. y miembros de la OTAN, no existe unanimidad acerca de la diplomacia cañonera de EE.UU. Alemania, por ejemplo, bloqueó la transferencia de armas de fabricación alemana de Estonia a Ucrania.

Existe un espacio para la diplomacia real para garantizar que no haya más derramamiento de sangre y que el conflicto se resuelva sin recurrir a la fuerza militar.

Esto fue subrayado por el jefe de la Armada alemana, el vicealmirante Kay-Achim Schönbach. Renunció el 22 de enero después de hacer declaraciones públicas contra el fomento del conflicto entre Ucrania y Rusia. "La península de Crimea se ha ido", dijo. "Nunca volverá, esto es un hecho". También pidió que se respeten las preocupaciones de Rusia planteadas por el presidente Putin. Dijo: "Darle respeto a alguien es de bajo costo, incluso sin costo. ...Es fácil darle el respeto que realmente exige, y probablemente también se merece".

Comments


bottom of page