• Mexteki

Personas con discapacidad en tiempos de COVID-19 

Rocío Luna 

Existe un sector de la población que sigue siendo marginado y excluido ante esta contingencia del COVID-19: las personas con discapacidad, una población que se enfrenta a esta crisis sanitaria en condiciones de vulnerabilidad acentuadas por una histórica discriminación. 


El solo hecho de padecer una discapacidad podrían no estar relacionado a un mayor riesgo de contraer el COVID-19 o enfermarse gravemente. La mayoría de las personas con discapacidades no tiene inherentemente un riesgo mayor de contraer el virus o de enfermarse gravemente con el COVID-19.  

No obstante, ciertas personas con discapacidades podrían tener un mayor riesgo de infección o enfermedad grave debido a sus afecciones subyacentes. Todas las personas parecen tener un mayor riesgo de enfermarse gravemente de COVID-19 si tienen afecciones crónicas subyacentes graves, como enfermedades pulmonares crónicas, afecciones cardíacas graves o un sistema inmunitario debilitado. Los adultos con discapacidades son tres veces más propensos que los adultos sin discapacidades a tener enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares, diabetes o cáncer. 

Los tipos de discapacidad mencionados a continuación, podría tener un mayor riesgo de infectarse o tener una enfermedad no reconocida. 

· Personas con movilidad reducida o que no pueden evitar entrar en contacto con otras personas que podrían estar infectadas, como familiares y proveedores directos de apoyo. 

· Personas que tienen problemas para comprender la información o practicar medidas preventivas, como el lavado de manos y el distanciamiento social.

· Personas que posiblemente no pueden comunicar los síntomas de la enfermedad.</