Se duplicaron los pagos por comisiones e intereses de la deuda del Estado

Dora Villanueva. La Jornada. 4 de julio de 2022


Aumento de tasas, el detonador. Hacienda informó que el costo fue mayor a lo gastado en infraestructura educativa, salud, comunicaciones y transportes, y abastecimiento de agua potable y alcantarillado en 2022

El incremento de las tasas de interés del Banco de México cada vez pasa una factura más alta a las finanzas públicas. Los pagos por comisiones e intereses de la deuda contratada en pesos se dispararon 96.3 por ciento en mayo, a medida que entre el mismo mes de 2021 y el año actual, la referencia que se impone al crédito estuvo cerca de duplicarse.

La política de deuda de la actual administración es ir reduciendo el endeudamiento en moneda extranjera, como estrategia frente al riesgo que se tienen en los mercados internacionales desde que irrumpió la pandemia de coronavirus. No obstante, el incremento en la tasa de referencia ha impuesto una presión adicional en el balance público.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público exhibe que en mayo el costo financiero de la deuda –intereses y comisiones que se pagan por las obligaciones públicas– sumó 23 mil 178.1 millones de pesos, tanto en el gobierno federal como en los organismo y empresas productivas del Estado.

Como resultado, en un mes estos recargos por el endeudamiento absorbieron más que los 22 mil 16 millones que se han gastado en infraestructura educativa, salud, comunicaciones y transportes y abastecimiento de agua potable y alcantarillado entre lo que va del año.

Todo el incremento del costo financiero de la deuda se recarga en la deuda interna del gobierno federal, a medida que las obligaciones contratadas en moneda extranjera por la administración pública, así como en las de las empresas Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad se redujeron.


Aun cuando en mayo la Reserva Federal de Estados Unidos aprobó un alza de 50 puntos base en la tasa de interés para contrarrestar la inflación más alta en cuatro décadas, los costos de la deuda extranjera del gobierno federal se redujeron 19.1 por ciento y las empresas y organismos del Estado sumaron un saldo a favor.

Si bien en el sector paraestatal también se redujeron 8.9 por ciento los pagos por el servicio de la deuda interna, los intereses que paga el gobierno federal por las emisiones en pesos se dispararon 96.3 por ciento, exhiben los informes públicos.

Afectaciones al crecimiento

En las últimas semanas y luego de que el Banco de México dictara la mayor alza en la historia de su tasa objetivo, 75 puntos base –lo cual no es lo mismo que la tasa de interés, la cual se encuentra en 7.75 por ciento– el gobierno federal criticó la medida por los efectos que tiene en el crecimiento.

Adicionalmente, así como implica un encarecimiento para los créditos personales, esta referencia que pasó de 4 por ciento en mayo del año pasado a 7 en el mismo mes de 2022 y a 7.75 por ciento a finales de junio también mueve el costo de la deuda pública contratada en pesos.