top of page

TRANSFORMAR DESDE LA BASE Y SUPERAR LAS INSUFICIENCIAS CON EL CONCURSO DE TODOS.


PCC. Xenia Balón de la Cuesta. 30 de junio de 2024


Este enfoque integral de trabajo busca impulsar transformaciones desde los cimientos, superando las carencias detectadas a través de un ciclo constante de evaluación y ajuste.


La actualización del modelo económico y su desarrollo, la implementación de medidas a favor del pueblo, así como la necesidad de escuchar las opiniones de la población sobre las decisiones que se adopten y los problemas que le aquejan y preocupan solo se logra manteniendo los pies y el oído pegados a la tierra, como indicara el General de Ejército Raúl Castro Ruz, a la altura del 2011, en una reunión ampliada del Consejo de Ministros.


Bajo esta máxima e inculcando, además, nuevos métodos y maneras de hacer, cambiando mentalidades, mostrando la importancia de la ciencia y la innovación y de la alianza entre todos los sectores para enfrentar estos tiempos difíciles, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez y el Miembro del Buró Político y Secretario de Organización, Roberto Morales Ojeda, han adoptado como práctica habitual la visita a los municipios de las provincias, a lo largo del país, y el análisis de sus respectivos ejes de interés socioeconómico.


Desde el mes de enero hasta la fecha del presente año, se han visitado 76 municipios desde el oriente y hasta el occidente del país; al mismo tiempo, más de 200 centros han sido puntos de encuentro entre los dirigentes partidistas y los colectivos laborales, vinculados a la producción de alimentos, la zafra, la industria y otros sectores sociales.


Este sistema que apuesta por transformar desde la base y superar insuficiencias en todos los ámbitos, se ha desarrollado en dos variantes. La dinámica trazada ha sido intercambiar con entidades que aún no logran cumplir sus objetivos de trabajo y volver a ellos para verificar el cumplimiento de lo señalado en visitas anteriores, evaluar los resultados e identificar áreas de mejora.


Por otro lado, a pesar del complejo escenario que enfrenta el país, las medidas de máxima presión y asfixia a la economía cubana, los dirigentes partidistas han encontrado experiencias positivas que no se detienen en la búsqueda de modalidades innovadoras, adaptadas a las circunstancias actuales para cumplir los objetivos económicos propuestos.


Estos ejemplos, aunque aún no se comportan como la regla, son muestra de que sí se puede, y con ello, generar empleos, mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y aportar de manera concreta al desarrollo del territorio, en dependencia de la actividad que realicen.


Dicha actitud nos recuerda la permanente enseñanza de Fidel de que “el hombre es capaz de sobreponerse a las más duras condiciones si no desfallece su voluntad de vencer, hace una evaluación correcta de cada situación y no renuncia a sus justos y nobles principios”.


Este método de trabajo ha probado su eficacia para intercambiar y transmitir, sin intermediarios, a los líderes partidistas preocupaciones indispensables que, tras su conocimiento y nivel de gestión, puedan ser resueltas en el menor tiempo posible. A su vez, indica que la crítica y la autocrítica constructiva debe seguir siendo el motor que nos aleje de las ineficiencias, la inactividad y la falta de sentido de pertenencia que, en ocasiones, se convierten en un molesto enemigo. De ahí que también sea necesario puntualizar en las estructuras políticas sobre estas nuevas modalidades de gestión, tanto en el espacio estatal como privado, siempre que prime el compromiso y la disposición.


En este sentido, Morales Ojeda ha recalcado que “el crecimiento de nuestras filas es un indicador a tener en cuenta por el Partido, no una meta, por lo que el cuadro debe mostrar ejemplaridad, buena conducta y predicar con el ejemplo para poder exigir disciplina y controlar”.


En estos intercambios como eje común, en las inmediaciones de un parque o una plaza, también se suscita el intercambio con el pueblo, ese motor impulsor de cada comunidad, para repasar el objetivo del periplo, las principales prioridades del municipio y recontrolar las anteriores visitas. “Como servidores públicos tenemos el deber de trabajar por el pueblo y para el pueblo. Estamos convencidos de que hay que darlo todo y si contamos con su activa participación, inteligencia, audacia y esfuerzo superaremos los desafíos, así lo ha señalado el también Miembro del Buró Político. Por su parte, para Díaz-Canel, que el pueblo cubano pueda avanzar en medio de esta situación es el principal aprendizaje que se ha tenido de estas visitas, al mismo tiempo, se han resaltado las enormes potencialidades que existen a lo largo del país, para convertirse en un ejemplo de lo que Cuba necesita. Como indicara el mandatario cubano: “Ese es el camino, producir con eficiencia, hay que seguir guapeando, potenciando y perfeccionando las actividades productivas”.

Comments


bottom of page